Las Provincias

El trinquet ya negocia la revancha

Los aficionados de la escala lanzan vítores durante la partida. :: txema rodríguez
Los aficionados de la escala lanzan vítores durante la partida. :: txema rodríguez
  • El reto es convencer a Soro III, quien se negó en rotundidad tras ganar el año pasado y que esta semana también se ha mostrado reticente

  • Los dos pilotaris abren la puerta a reeditar la final, algo que no sucedió en 2015

La pilota profesional, tan necesitada de partidas que llamen la atención, vislumbra ahora una golosina que se vendería sola: la revancha de la final del Individual. No s e trata de nada nuevo, pero sí complicado de conseguir a tenor de lo ocurrido en años anteriores. Soro III es poco amigo de disputar este tipo de partidas y al nuevo campeón, Puchol II, tampoco le hace demasiada gracia.

Aún no se habían apagado las luces de Pelayo y ya habían empezado ayer los movimientos para arreglar esta partida. A lo largo de la semana pasada, Soro III dijo 'no' a un desafío de 10.000 euros. Cantidad seria. Ayer a mediodía, sin embargo, había cierto optimismo de hacerle cambiar de opinión. Principalmente porque la negativa tajante era si el escaleter de Massamagrell reeditaba el título. Se considera que Puchol II, con el trono recién estrenado, va a ser más atrevido y accederá a jugar de rojo contra el pilotari al que acaba de arrebatar la casaca del número uno.

Puchol II recibió el Fris Grec de manos del conseller de Deportes, Vicent Marzà. En Pelayo estuvieron el presidente de Les Corts, Enric Morera, y el director general de Deportes, Josep Vicent Moya. Se notó la ausencia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que en 2015 vio la partida desde la escala. Tampoco acudió a la final el presidente de la Federació de Pilota, Daniel Sanjuán, por motivos familiares.