Las Provincias

pilota valenciana

Puchol II se cita con Soro III en la partida más esperada

Puchol II, durante su partida de ayer frente a Miguel en Pelayo.
Puchol II, durante su partida de ayer frente a Miguel en Pelayo. / jesús signes
  • El resto de l'Horta pareció encarrilar el choque con el 35-20 pero el escaleter de Petrer reaccionó y sólo cedió por pequeños detalles

  • El de Vinalesa se impone a Miguel en un gran duelo (60-40)

Soro III-Puchol II, domingo 30 de octubre a las 11.30 horas en Pelayo. La paritda más esperada está servida, por mucho que Miguel se empeñase en lo contrario. El resto de Petrer está muy centrado en su oposición de bombero. Sabe que la pilota le puede dar aún muchas satisfacciones, pero que el pan está en esas pruebas físicas y en el examen para acceder a este cuerpo de emergencias. Sin embargo, cuando se aproxima el Individual, se le ponen las orejas tiesas. Disfruta con el mano a mano, torneo que ha ganado y en el que siempre vende cara su derrota.

Ayer no fue una excepción. Miguel era de los pocos que querían evitar el Soro III-Puchol II del próximo domingo. El mundo de la pilota lleva un año esperando la revancha de la final de 2015. Contuvo el aliento cuando Santi de Finestrat tuvo en jaque al escaleter de Vinalesa en Sueca. Se esperaba ver la mejor versión del pilotari de l'Horta en semifinales. No se tiene nada contra Miguel, pero existe cierta unanimidad en que lo mejor para la vaqueta profesional es una final en la Catedral entre el número uno y el número dos de la escala i corda.

Puchol II saltó ayer a las losas de Pelayo con la lección aprendida. Lo de Sueca le sirvió de rodaje y, sobre todo, de aviso. «La primera partida del Individual siempre es complicada, nos tiramos un año sin jugarla», argumentó aquel día en que sólo pudo eliminar a Santi en el último parcial. En la semifinal salió centrado. Sabía que si daba concesiones a Miguel lo pagaría muy caro y colocó rápidamente el 35-20. Parecía que la partida se iba, pero a Miguel nunca, jamás, se le puede dar por derrotado antes de llegar a 60.

El resto de Petrer reaccionó. Con menos potencia que su oponente, Miguel de despojó de toda presión. Sabía que tiene argumentos técnicos para complicarle la vida a Puchol II. Y lo hizo. Empezó a jugar sin conceder fisuras y la tuvo para igualar a 35. Y entonces llegó el instante decisivo. Como aquel rebote en la escala de Sueca. Puchol II acabó adjudicándose ese parcial y mantuvo la distancia de dos juegos (40-30). La que le sirvió para gestionar sus propias fuerzas y meterse en la final.

Punxa-Miravalles

En la modalidad de raspall, hoy empiezan los cuartos del Individual. Será en el trinquet de Xeraco, donde a las 18.30 horas se enfrentan Punxa y Miravalles. El siguiente duelo será el viernes en Genovés, donde se citan Ian y Pablo.