Las Provincias

PILOTA

«Hace poco estuve en Bilbao y allí me conocen más que en Valencia»

Genovés II, en la escala del trinquet de Pelayo. :: jesús signes.
Genovés II, en la escala del trinquet de Pelayo. :: jesús signes.
  • Un café en Pelayo con...

  • «Me han dicho dos veces que no jugaría más y he vuelto. El día que no pueda seré honrado y me iré. Este deporte me lo ha dado todo», afirma

  • «En la pilota los únicos que se han profesionalizado han sido los jugadores. Hay que trabajar unidos y escucharnos a todos»

El mundo de la pilota esperaba a Genovés II como agua de mayo. Su regreso despertó una enorme expectación en los días previos. Le hirvió el móvil con peticiones de entrevistas, mensajes de enhorabuena y menciones en las redes sociales. «Me sentí un poco avergonzado cuando me vi en la portada de LAS PROVINCIAS», afirma José Cabanes. Aunque hubo más afluencia de lo que es habitual los viernes por la tarde en Sueca, la realidad es que el trinquet ni mucho menos se llenó, a pesar de que uno de los pilotaris en activo más carismáticos regresase tras más de un año de lesiones. Aquella tarde, una buena noticia para la vaqueta fue también un síntoma más de que el deporte autóctono está enfermo.

José Cabanes 'Genovés II' es fisioterapeuta y estudiante de medicina. No titubea a la hora de dar un primer diagnóstico. «En la pilota, sólo se han profesionalizado los jugadores. Antes Álvaro y yo éramos los únicos que teníamos preparador, ahora es raro el que no lo tiene. Pero el deporte como tal no está profesionalizado», señala el escaleter, que pormenoriza: «Hay que trabajar desde dentro, unidos de verdad y escucharnos a todos. Yo por ejemplo no sé cómo está el frontón en Utiel, pues hay que ir a hablar con ellos. Ver qué quiere la gente de la pilota, desde las escuelas hasta los aficionados. Y por supuesto que el profesional esté dignificado para que los niños el día de mañana digan que quieren ser pilotaris. Yo hace poco estuve en Bilbao y me conocen más que aquí».

Insiste en la necesidad de que haya un consenso entre todos los actores del deporte autóctono. «Aquí, aunque los intereses sean pequeños, los hay. Creo que tenemos la culpa entre todos, lo solucionaremos cuando nos sentemos de verdad con las cartas descubiertas», señala Genovés II, quien exculpa a los políticos: «Yo cuando he tenido confianza con alguno le he dicho que la pilota no es rentable para ellos. Si meten la cabeza y ven lo complicado que está todo, concluyen que lo más barato es dar 20.000 euros y apartarse. Debemos hacérselo fácil. Yo no quiero que me den pan, sino las herramientas para hacerlo».

A lo largo de la conversación, Genovés II se pronuncia sobre una de las decisiones que más debate ha generado en los trinquets de escala i corda: la de prohibir las galerías. «Entiendo por qué se ha hecho, pero pienso que no es positivo. Desde luego, como fisio no. Un compañero hizo un estudio y hay más lesiones. Para el fin de semana y en un trinquet donde puedas atraer a gente nueva, lo compro. Pelayo está innovando mucho, pero los lunes a Burriana van los de toda la vida y quieren galerías abiertas», razona.

Además, el resto considera que esta regla perjudica también a los jugadores más jóvenes: «Cuando yo empezaba, había rivales que vivían de nuestros fallos. Si al mitger no se la quitaba haciendo el dau, me la tiraba arriba. Yo los primeros meses me iba siempre a casa llorando. Está claro que la medida es para que los sábados puedan venir niños, pero ahora que se ha aplicado, igual se puede hacer un estudio para ver los resultados. Seamos amplios de miras, eso es lo que critico».

Respecto a sí mismo, sobre su pasado, presente y futuro, admite que hubo un tiempo en que le obsesionó el Individual, pero ahora no: «Al final los torneos son un día, pero me quedo con esto». Se refiere a las innumerables muestras de cariño que ha recibido en las últimas semanas. También se ve capacitado para rendir al 100% sobre las losas y no descarta, precisamente, asaltar el mano a mano en 2017. Ahora su reto es disputar el Circuit: «Me lo tengo que ganar. Hay jóvenes que lo están haciendo muy bien. Yo agradezco tanta expectación, pero si juego tres o cuatro partidas y no la paso me pondrán otras más flojas y al final no me llamarán. El deporte es crudo, pero es así», señala Genovés II.

El escaleter admite que, cuando estaba cerca de volver y a principio de 2016 tuvo que pasar de nuevo por el quirófano por una lesión de cadera, pensó en retirarse: «Joan Oltra, una persona que pinta mucho en mi vida, me dijo: 'José, no te lo perdonarías'. Y es cierto». Genovés II recomienda a los jóvenes que se preparen para en el futuro no depender de la pilota. «A mí me han dicho dos veces que no podría jugar y he vuelto. El día que no pueda seré honrado y me iré. Este deporte no me debe nada, me lo ha dado todo».