Las Provincias

pilota valenciana

El reducido camino hacia la gloria

Soro III y Puchol II se cruzan tras uno de los juegos de la final de 2015. :: txema rodríguez
Soro III y Puchol II se cruzan tras uno de los juegos de la final de 2015. :: txema rodríguez
  • El torneo más emblemático llega con doce pilotaris, once eliminatorias y con la novedad de semifinales a partida única

  • Soro III aspira a su quinto entorchado con Puchol II como principal amenaza

Doce pilotaris, once partidas, cuatro fases y siete trinquets. Estas son, a grandes rasgos, las cifras del XXXI Campionat Individual Bankia en la modalidad de escala i corda, la cita del deporte de los valencianos que mayor interés suscita. La gran novedad con respecto a las últimas ediciones es la supresión de la liguilla de semifinales, que pasan a ser eliminatorias puras. Este es un cambio que perjudica a los favoritos, que se quedan sin margen de error y sin opción de remontada. Por extensión y según explican desde la organización, es una variación que podría dar pie a las sorpresas, a que entren en escena otros actores. Se ha buscado generar incertidumbre y emoción.

Los vaticinios siguen apuntando a los que son los grandes dominadores desde hace varias temporadas, Soro III y Puchol II. El vigente campeón merece ser considerado favorito. Sus cuatro títulos consecutivos le acreditan como el rey del mano a mano hasta que alguien demuestre lo contrario. Pero Puchol II le ha recortado terreno cada año. En el día a día y en las competiciones oficiales por equipos ya están parejos, como demuestra el hecho de que cuando juegan en la contra lo hacen con mitgers de un nivel similar.

Las principales alternativas son Miguel y Pere Roc II, aunque solamente uno podría acceder a la final ya que se medirían en cuartos, siempre y cuando el de Benidorm supere su compromiso de la primera fase. Miguel tiene el aval de su técnica depurada, su juego de aire más propio de un mediero, el título que conquistó en 2010 y la gran temporada que ha dejado detrás en la que ha conquistado el Circuit Professional. El pero es la edad, que no perdona, y su pelotazo no llega a hacer tanto daño como el de los susodichos. Pero si el de enfrente no está fino, es seguro que el de Petrer sabrá encontrarle las cosquillas. Y Pere Roc II es el aire fresco, la ambición entendida como ganas de ser importante en la pilota, el sacrificio, también una trayectoria excelente con títulos de renombre como la Copa y, sobretodo, su condición de zurdo, que le permite pegar primero.

De entre los ocho contendientes restantes, Carlos, Giner y Pablo de Borriol se estrenan en esta competición gracias a la invitación obtenida por haber sobresalido en el Individual sub-23. En teoría han llegado para adquirir experiencia, como Marc, otro joven que sigue creciendo a pasos agigantados que el año pasado, en su debut, alcanzó los cuartos de final. Pablo de Sella es una incógnita. Las lesiones se han cebado con él en los últimos tiempos pero parece que está de vuelta, dispuesto a hacerse un sitio. Santi de Finestrat, Salva y Monrabal merecen una mención especial. Porque son mitgers en un juego para escaleters. En toda la vida de la competición, sólo el genial Grau ha sido capaz de imponerse a los restos. Santi es el que más se ha aproximado a esta gesta ya que en 2012 llegó a la final en la que Soro III le superó por 60-25.

Los cruces de las distintas fases se han establecido según el resultado obtenido en la pasada edición. De ahí que Pere Roc II comience en la ronda inicial pese a tener más peso específico que Marc. Los nuevos, por supuesto, deben empezar desde abajo. La designación de los campos de batalla también tiene explicación: cada trinquet ha pujado económicamente por la partida que ha considerado oportuno y ha decidido la oferta más alta.