Las Provincias

El mano a mano toma forma

Soro III celebra la victoria en el Individual del año pasado. :: txema rodríguez
Soro III celebra la victoria en el Individual del año pasado. :: txema rodríguez
  • Los comités profesionales se reúnen para perfilar los torneos individuales

  • A raíz del cónclave está previsto que tanto el campeonato de escala i corda como el de raspall arranquen el segundo fin de semana de octubre

Los campeonatos más emblemáticos de la pilota profesional, el Individual de escala i corda y el de raspall, han comenzado a perfilarse en las reuniones que mantuvieron ayer los comités de ambas disciplinas. Tradicionalmente, el vencedor de esta cita es señalado como el número uno de su especialidad y, además, se gana el privilegio de vestir durante un año con la faja roja, el color que distingue a los campeones.

Los dos torneos tienen previsto comenzar el segundo fin de semana de octubre aunque es el de la modalidad de aire el que por el momento tiene más claro cómo será su formato y cuántos jugadores entrarán en liza. En el borrador configurado ayer se cuenta con la presencia de doce contendientes. Tres llegarán del Individual sub-23, donde acaba de comenzar la fase decisiva. En las últimas temporadas solamente el campeón del torneo de los aspirantes a figura pasaba al absoluto. Pero en el pasado año se ha producido la irrupción y consolidación de varios jóvenes pilotaris, ahora ya habituales de las competiciones de mayor prestigio, y de ahí que aumente el número de invitaciones.

Los tres clasificados del sub23 jugarán la primera fase, compuesta por cuatro partidas eliminatorias. De los cinco contendientes restantes no han trascendido los nombres, que podrían hacerse públicos durante la semana en curso. Los vencedores accederán al segundo acto, también compuesto por cuatro enfrentamientos. En esta ronda se incorporarían al torneo los cabezas de serie de acuerdo a los resultados obtenidos en la pasada edición. Y aunque tampoco se han facilitado nombres, es seguro que tres de ellos serán Soro III, Puchol II y Miguel, que alcanzaron las semifinales. El otro semifinalista fue Fageca, ahora lesionado y baja segura.

Tras esta segunda criba llegarían las semifinales, en las que se pretende cambiar el sistema. En las últimas ediciones se han completado a modo de liguilla, que conlleva el riesgo de que las últimas partidas carezcan de interés si el cartel de la final se concreta con prontitud. Por tanto se vuelve a los orígenes, al enfrentamiento único en dos eliminatorias que decidirán a los finalistas.

En el raspall, en el cónclave de ayer solamente se acordó optar por un campeonato de eliminatorias, sin liga, o sea puro. El resto hay que concretarlo aunque los gestores de la modalidad se inclinan por que la calidad prevalezca sobre la cantidad.

En la escala i corda, Soro III defiende el título, que ha conquistado en las cuatro últimas ediciones. Merece ser considerado favorito pero Puchol II le acecha y Miguel es un gran especialista del mano a mano. En el raspall, Moltó es el vigente campeón y principal candidato.