MOTO2

Navarro se supera y el sueño de Garzó dura dos vueltas

Héctor Garzó, durante la carrera de ayer en Sachsenring. / team tech3

M. R. VALENCIA.

El sueño de Héctor Garzó duró dos vueltas. «Pero hemos aprendido un montón», argumenta. En su primer GP en el Mundial ha visto salir a los mejores y ha comprobado cómo se las gastan los rivales. Se fue al suelo en el tercer giro porque el piloto que llevaba delante se abrió demasiado. Le obligó a tomar la parte sucia, convertida en una trampa por las lluvias del fin de semana pese a que la carrera fue en seco. Perdió la dirección y a partir de ahí se desencadenó el milagro: le pasó por encima la moto de Locatelli y salió ileso. La semana que viene podrá correr en Cheste, en su verdadera guerra.

La que curtió a Jorge Navarro, que podo a poco se va aclimatando a Moto2. Ayer se batió con Brad Binder, con el que peleaba hace menos de un año en la categoría pequeña. El valenciano entró en meta antes que el sudafricano, firmando un sexto puesto que es su mejor actuación en Moto2. El campeonato está muy de cara para Morbidelli, que se impuso a Oliveira y se benefició de las caídas de Álex Márquez y Thomas Lüthi.

Fotos

Vídeos