Las retenciones y las carreras ilegales, puntos negros de la fiesta de las motos

Un año más se producen colas kilométricas para entrar y salir del Circuit, y en Valencia la Policía identifica a 15 personas por conducción temeraria

R. D.

valencia. Las retenciones siguen como el gran problema sin resolver de los fines de semana de gran premio en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste. El acceso principal, el que se realiza a través del hostal de La Carreta, sigue sin engullir correctamente a los miles de vehículos que se acercan a disfrutar de la gran fiesta del motociciclismo. Por la mañana, se vieron colas kilométricas especialmente a partir de la intersección con el by-pass, que es otro de los puntos principales de acceso al Circuit. La Guardia Civil dispuso un operativo amplio para tratar de ordenar la circulación pero siempre hay problemas por la gran concentración de aficionados. Es cierto que se ha mejorado respecto a los años iniciales pero las colas son eternas. El mismo problema se da a la hora de salir del circuito. Las vías de escape son muy estrechas y se tardan horas en dar salida a los miles de vehículos que estacionan en los aparcamientos habilitados.

Por otro lado, la Policía Local de Valencia ha identificado a un total de 15 personas y controlado a 23 vehículos por presuntamente participar en carreras ilegales durante el Gran Premio de Motociclismo de la Comunitat Valenciana, este fin de semana en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste. La mayoría de las carreras clandestinas se realizaron en las dársenas junto al cementerio municipal, en el tramo entre las calles Campos Crespo y Gaspar Aguilar de Valencia. Los policías también efectuaron un total de 149 pruebas de alcoholemia a los asistentes a la competición, de las que siete fueron positivas. En cuanto a sustancias estupefacientes, tres pruebas dieron positivo y se levantaron seis actas por incumplir la Ley de Seguridad Ciudadana en tenencia de drogas.

Fotos

Vídeos