FIM

MotoGP gana un Gran Premio a la vez que recorta otros siete

Gran Premio de la Comunidad Valencia en Cheste/R.C.
Gran Premio de la Comunidad Valencia en Cheste / R.C.

El Mundial adaptará también las pruebas de Moto2 y Moto3 entre 2018 y 2019 para ayudar a la organización de la parrilla televisiva

BORJA GONZÁLEZMadrid

La FIM (Federación Internacional de Motociclismo) ha confirmado este martes lo que ya era vox populi en el paddock del Mundial de Motociclismo: la reducción del número de vueltas en hasta siete carreras de MotoGP de las 19 que conforman el calendario de la competición, con la inclusión en este curso del Gran Premio de Tailandia. Los de las Américas (Austin), Francia (Le Mans), Cataluña (Montmeló) y República Checa (Brno) se han recortado en un giro, mientras que el de España (Jerez) tendrá dos vueltas menos y el de la Comunitat Valenciana (Cheste) tres.

Uno de los motivos de este ajuste, aunque no el único, es intentar compensar en parte el hecho de que las escuderías tendrán que afrontar más tiempo en pista -la carrera de Tailandia más los cuatro entrenamientos libres, los dos oficiales y el warm up- con el mismo número de motores, siete, y con esto se mitigarían el exceso de kilometraje. Aunque la principal razón viene por homogeneizar la duración de las carreras para optimizar las retransmisiones televisivas, el principal ‘combustible’ económico para el campeonato.

Más información

En 2017, y sólo teniendo en cuenta las disputadas en seco, la prueba más corta en tiempo fue la de Qatar, que por seis segundos no llegó a los 39 minutos -tiempo del vencedor, Maverick Viñales-, mientras que la más larga fue la de Valencia: algo más de 46 minutos necesitó Dani Pedrosa para ser el primero en cruzar la meta. Con estos cálculos, la FIM ha reducido estas siete carreras, que superaron los 43 minutos de duración -Jerez pasó de los 45, que es por lo que pierde hasta dos giros-, para mantener un equilibrio por el que todas rondarán los 41 minutos.

El Gran Premio de Cataluña perderá una vuelta, dos el de España en Jerez de la Frontera y el de Cheste, tres

Y esta medida no sólo va a afectar a la clase reina, aunque en los casos de Moto2 y Moto3 la adaptación se va a hacer en dos años, con el objetivo de tener la reforma completa para 2019. En Moto3 se dará una vuelta menos en Austin, Jerez, Montmeló, Brno, Aragón, Sepang y Valencia, mientras que en Moto2 se verá esta misma ‘rebaja’ de un giro en Austin, Le Mans, Cataluña, Sachsenring, Brno, Misano, Motegi y Sepang, y de dos en Jerez y Cheste. El ajuste se completará en 2019.

Esto lleva aparejado también un cambio en el reglamento de carrera: si se muestra la bandera roja -que obliga a interrumpir la carrera- durante MotoGP tras haberse completado el 75 por ciento de la prueba, esta se dará por terminada. En Moto2 y Moto3 seguirá rigiendo la norma de que la carrera terminará cuando se hayan cubierto sus dos tercios.

Fotos

Vídeos