MOTO3

El podio bien vale una pausa

Canet, pilotando durante la sesión oficial de entrenamientos en Cheste. / estrella galicia
Canet, pilotando durante la sesión oficial de entrenamientos en Cheste. / estrella galicia

Arón Canet saca la calculadora para garantizar el tercer puesto del Mundial | «Creo que he demostrado mi madurez, no será difícil mantener la cautela», asegura el valenciano, que parte desde la segunda fila

TONI CALERO

Ni siquiera su carácter combativo, el que le ha llevado a la élite del motociclismo, parece suficiente para desviar a Arón Canet de su verdadero objetivo. Tampoco piensa el piloto del Estrella Galicia en ese plus que representa correr con la grada a favor, rodeado por su familia y amigos. «Puedes ganar cada carrera en la que participas, el podio del Mundial es otra cosa», mantiene un sonriente Arón Canet. El valenciano ha hecho sexto en la lucha por la pole, suficiente para culminar el cajón mundialista, una recompensa que no está dispuesto a poner en riesgo. El de Corbera aparenta tenerlo todo bajo control. Ha activado el modo pausa. Incluso mientras se despoja del mono segundos después de bajarse de la moto, el discurso de Canet es firme y decidido. Ganar en Cheste es jugoso, el podio será eterno.

«Quiero ganar, pero otra cosa es arriesgar porque tenemos que mirar por el campeonato. Miraremos la estrategia: si Jorge Martín está luchando por la victoria es una cosa y si está atrás por otros factores, voy a por la victoria», sentencia Canet. La amenaza se llama Martín, uno de los pilotos que en mejor forma ha terminado la temporada dentro de Moto3. El madrileño lleva dos podios consecutivos -Australia y Malasia- y ayer se apuntó en el Ricardo Tormo la novena pole de la temporada. En carrera será otra cosa, pero Martín promete pelea hasta ver caer la bandera a cuadros.

Consulta aquí la clasificación de Moto3.

Canet tuerce el gesto ante el empuje de su rival por el podio del Mundial. «Sí, bueno, ha hecho una vuelta rapidísima, pero de ritmo estamos todos más o menos igual, que es lo realmente importante», asegura. Lo cierto es que Martín ha volado incluyendo en su giro el récord del circuito: 1:38:428. El problema para el madrileño es que ha llegado demasiado tarde a la batalla por la general. Si Martín quiere el podio, tendrá que remontar nada más y nada menos que 21 puntos a Canet, la misma distancia que Márquez lleva sobre Dovizioso.

Canet, que parte desde la segunda línea de parrilla, va a esperar los primeros movimientos para decidir su carrera. Teme el valenciano a los 'outsiders' Gabriel Rodrigo, Tatsuki Suzuki y Ayumu Sasaki. «Será una carrera de un grupo grande y tendremos que ir con cautela porque hay pilotos medio nuevos. No están delante habitualmente y dan un plus porque no tienen nada que perder», explica el piloto de Estrella Galicia, cuyo compañero, Enea Bastianini, sale justo por delante de él. Prevé Canet que en el ecuador de la carrera haya ruptura y «los cinco de siempre» se jueguen las primeras plazas. «Creo que la clasificación es para sacar buenas conclusiones. Estamos en el top 10 de los más rápidos y en carrera para llevarme la tercera posición del Mundial necesitaría esto. Si puedo optar por un podio o una victoria, que tenemos ritmo para lograrlo, adelante. Fui muy solo, muy fino y podemos estar en el grupo de arriba», afirma Canet, que sufrió una caída sin consecuencias en la última tanda de libres.

Más

Faltan algunos giros para cerrar la página de este Mundial, en el que Arón Canet ha demostrado su talento y velocidad para ir a por el título en 2018. «Como ya dije, era un aprendizaje para ser campeón del mundo», dice sin titubear. También asegura el de Corbera haber mejorado su madurez, el temple necesario para 'rascar' puntos en carreras que nacen repletas de dificultades. Para Cheste no tiene dudas de que mantendrá la frialdad en pista si se le presenta la opción de apretar para conseguir el triunfo. «¿Aguantar? Siempre me ha costado porque cuando estás arriba quieres ser el mejor de la carrera. Pero tienes que ser un poco maduro. Vengo demostrando a lo largo de la temporada que con 18 años soy bastante maduro y por lo tanto yo creo que no será complicado mantener la cautela», señala.

De hecho y aunque aún le falta el último acelerón para confirmar el cajón del Mundial, Canet ya ha planificado cómo será la pretemporada. «Hice un plan de entrenamiento con un preparador físico y la voy a hacer en casa. Tengo el circuito de la Ribera a ocho kilómetros y por lo tanto voy a hacer más moto que nunca», aventura. El valenciano seguirá en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat aunque ahora como externo. No se ve en el de Cheste, presentado ayer: «No creo que me pase por el de Cheste ya que hay muchos pilotos y realmente puede salir alguna chispa de 'quiero ser mejor que tú'. Eso puede provocar alguna lesión que otra, así que entrenaré solo, en casa». En Cheste tiene la posibilidad Canet de llegar a esa pretemporada con un tercer puesto en el Mundial y ganar así aún más peso de cara al próximo curso en Moto3. Todos cuentan con él como candidato al título.

Fotos

Vídeos