MotoGP

Iannone vuela y Pirro da el susto

Andrea Iannone, en los entrenamientos libres en Mugello (Italia)./Claudio Giovannini (Efe)
Andrea Iannone, en los entrenamientos libres en Mugello (Italia). / Claudio Giovannini (Efe)

El italiano de Suzuki domina en los dos primeros entrenamientos en Mugello, en una jornada marcada por la igualdad y por el espectacular accidente sin consecuencias físicas de importancia de Michele Pirro

BORJA GONZÁLEZMugello (Italia) Enviado especial

«Es una puta animalada». Así de expresivo fue el final del análisis del primer día del Gran Premio de Italia por parte de Aleix Espargaró, en referencia al punto donde Michele Pirro –probador de Ducati y piloto invitado en la sexta prueba del Mundial de MotoGP-, sufrió una terrorífica caída que, como por obra de un milagro, terminó sin consecuencias físicas graves para el piloto de 31 años. «Hace mucho tiempo que venimos hablando de este punto, y lo de hoy ha sido un aviso porque, gracias a Dios, no ha dado con el muro. Pero hay muy poco espacio y se llega a una barbaridad de velocidad. Casi a 360 km/h. Algo surrealista». De hecho, Pirro había pasado por ese punto en la vuelta anterior a 355.2km/h, por encima del récord absoluto de velocidad de una MotoGP establecido en 2016 por Andrea Iannone, también con Ducati y en el mismo escenario; aunque el 'honor' de liderar esta clasificación terminó recayendo en Andrea Dovizioso, que poco antes había llevado a su Desmosedici hasta los 356.4km/h… «Sinceramente, hacer 348 o 356 no cambia demasiado. El problema es hacer el salto en San Donato (NdR: la primera curva de Mugello) sin alas, que da mucho, mucho más miedo, porque la moto no es tan estable, los movimientos son diferentes si usas los apéndices aerodinámicos o no», explicó en referencia a una primera parte del trazado italiano que ya ha dado que hablar en el pasado. Por ejemplo, cuando en 2013 Marc Márquez, en su año de debut en la clase reina, sufrió una escalofriante caída.

«No me gusta hablar de la palabra peligro, porque cada uno asume el que quiere, es un punto en el que a nivel de seguridad es suficiente la escapatoria, está bien, es un punto donde se va muy rápido, donde cada uno busca el límite y cada uno asume el riesgo que quiere, pero es cierto que es uno de los puntos más críticos del Mundial, más difíciles y más peligroso no, pero sí que da respeto, a cualquier piloto, ya que se mueve la moto mucho y un movimiento a 350 km/h… Las inercias que coges son muy difíciles de parar pero esperemos que Michele esté bien; yo fui afortunado en 2013, incluso ahora se ha movido un poco el muro, hay más escapatoria pero es un punto en el que si te caes ahí y sales ileso es que has tenido mucha suerte». El incidente de Pirro, que le ha dejado como duda para terminar el Gran Premio –a expensas de cómo pase esta noche-, aunque con un parte médico 'ligero' viendo el brutal impacto, marcó una primera jornada de entrenamientos dominada por Iannone, que con la Suzuki voló tanto por la mañana como por la tarde. Dominio en cuanto a la vuelta rápida, aunque en el ritmo de carrera se apreció cierta igualdad, a falta de que el sábado dé una mejor pista sobre qué se puede ver en una carrera muy relevante para el devenir del campeonato, sobre todo si se mantiene la tónica dominadora de Márquez. En ese sentido, los favoritos mantuvieron un tono similar, en un grupo que incluye a los citados Márquez (tercero) y Iannone, más Rossi (séptimo), Zarco (cuarto), Lorenzo (décimo), Dovizioso (decimotercero) –pese a que no pudo completar en condiciones la segunda sesión por una rotura de motor que generó un incendio en su Ducati- o Viñales, segundo en el cómputo global del día, lo que le permite mantener la buena línea del test de Montmeló de la semana previa al Gran Premio, un entrenamiento en el que fue el más rápido.

«Por supuesto que se han reflejado las mejoras de Montmeló, porque con altas temperaturas me he sentido muy bien», explicó el de Yamaha. «Ha sido difícil mantener un ritmo con tanta bandera roja, pero creo que podemos mostrar un gran potencial aquí. Hay que seguir trabajando y encontrar el set up que vaya bien, porque en unos sitios sí que va, pero no en otros. Aunque realmente es otra historia si lo comparamos con Jerez y Le Mans».

Si en MotoGP fue un italiano el que terminó al frente de la tabla de tiempos, en Moto2 y Moto3 fueron dos españoles los que marcaron los mejores tiempos: Joan Mir en la clase intermedia, que lideró por primera vez una sesión de entrenamientos en la categoría, justo el día después de confirmar que en 2019 estará en MotoGP; y Jorge Martín en Moto3, que intentará este fin de semana volver a la senda de los buenos resultados tras la mala fortuna de los accidentes en Le Mans y en Jerez.

Más información

Fotos

Vídeos