Un discreto Héctor Barberá en su despedida de MotoGP

M. R. CHESTE.

La calificación de Héctor Barberá estuvo en consonancia con el resto de una temporada más que discreta que ha acabado por convencerle de que era el momento de dar un viraje en su carrera deportiva. El piloto de Dos Aguas parte desde la posición vigésima en la que será su última carrera, al menos por el momento, en MotoGP.

«No ha sido la mejor clasificación del año, pero al menos somos la primera Desmosedici GP16, estamos por delante de Bautista y Redding», indicó el valenciano, que ha admitido en diferentes ocasiones que jamás ha tenido feeling con una moto que el año pasado se esperaba en Avintia como agua de mayo. «Hemos rodado como en los test de invierno, por lo que no hemos avanzado nada esta temporada. No estoy cómodo con la moto, pero me consuela el saber que he dado todo de mí para mejorar», indicó.

Por sus palabras, se desprende que Barberá vivirá el último episodio de lo que para él ha sido una serie de terror. «Para la carrera tengo confianza, porque ya sabía que con esta moto no podría hacer una vuelta rápida, pero el ritmo de carrera no es malo y podemos hacer un buen resultado», señaló Barberá. Desde la próxima semana, se centrará en el proyecto de Pons Racing para tratar de ser campeón del mundo.

Fotos

Vídeos