Cheste refuerza al máximo la seguridad por la alerta terrorista

Los bloques de hormigón, en una de las calles más concurridas por los moteros en Cheste. / manuel molines
Los bloques de hormigón, en una de las calles más concurridas por los moteros en Cheste. / manuel molines

El Gran Premio de la Comunitat incrementa en un 12% los efectivos y en el municipio se colocan bloques de hormigón para evitar atropellos

TONI CALERO/AGENCIAS CHESTE.

Varias patrullas de la Guardia Civil están apostadas a las puertas del circuito Ricardo Tormo de Cheste. El detalle no es menor y representa un importante cambio respecto a años anteriores. La alerta terrorista -nivel cuatro- ha provocado que la seguridad se extreme en este Gran Premio de la Comunitat. En total han crecido un 12% los efectivos (con más de 1.800 agentes) para un evento que va a congregar a más de 200.000 personas en las tres jornadas, viernes, sábado y domingo, que comprende la cita que cierra el Mundial.

El dispositivo desplegado, obviamente, no se queda en las inmediaciones del trazado valenciano. En las calles del municipio de Cheste se congregan miles de personas para vivir la fiesta de las motos y se han colocado bloques de hormigón en puntos clave para evitar posibles atropellos masivos. Un evento de estas características obliga a estar prevenido y los últimos sucesos terroristas -está muy reciente el atentado en Nueva York que dejó varios muertos y decenas de heridos- han obligado a extremar la seguridad.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, junto al general jefe de la Guardia Civil de la VI Zona, José Hermida, presentaron ayer concretaron ayer los miembros de seguridad desplegados tanto en el circuito como en el municipio de Cheste. Destaca la presencia, por primera vez en el Gran Premio de la Comunitat, del Grupo Acción Rápida de la Guardia Civil, conocido como el GAR. Según explicaron tanto el delegado como el general, «están dotados de equipo para la reacción directa ante cualquier amenaza, en el que está encuadrado elementos con capacidades transversales, operadores de drones, guías caninos con un perro de intervención y miembros del equipo táctico de Respuesta y Rescate que aporta la capacidad de Sanidad Táctica». «En caso de producirse un incidente con múltiples víctimas el dron aportaría capacidad de observación, el perro dotaría de capacidad de neutralización de la amenaza y los elementos de Respuesta y Rescate aportarían la primera asistencia sanitaria en la zona en la que haya sucedido el incidente», añadieron.

«El número de efectivos ha aumentado en un 12%, con más de 1.800 agentes y cinco helicópteros -anunció Moragues- ante la previsión que acudan más 200.000 espectadores». El dispositivo está compuesto por agentes de la Guardia Civil y de Tráfico, así como personal de la Jefatura Provincial de Tráfico de Valencia, a los que hay que sumar los de Policía Local y de la Unidad Adscrita a la Generalitat. De los efectivos desplegados por la Guardia Civil, en total 1.500, la mayoría estarán en las diferentes zonas del circuito como los accesos al mismo y en las diferentes carreteras, mientras que cerca de 400 agentes velarán por la seguridad en el municipio de Cheste, donde una vez acabadas los entrenamientos se concentran la mayoría de aficionados.

El delegado del Gobierno pidió a los aficionados que «atiendan todas las indicaciones de los agentes de tráfico, que incrementen la prudencia, responsabilidad y precaución en la carretera a la hora de acudir al Gran Premio de MotoGP». Tres helicópteros de control de tráfico velarán por la seguridad en las carreteras y a ellos se suman otros dos que se centran en la seguridad ciudadana, más un dron que realiza tareas de vigilancia. Por otro lado, los controles de carreteras se desplegarán no sólo en la Comunitat sino también en otros puntos de toda España por donde se prevé que pasen aquellos aficionados que acudan hasta el Gran Premio que cierra el Mundial.

Fotos

Vídeos