El adiós más motero para Ángel Nieto

Aspar vuela a la isla para despedir a su amigo y hoy estará presente en Brno para participar en el Gran Premio de la República Checa Medio millar de aficionados acompañan a la familia del piloto en un emotivo funeral celebrado en Ibiza

EFE / R. D.

ibiza. Ibiza despidió ayer al 12+1 veces campeón de motociclismo Ángel Nieto con una emotiva misa en la iglesia de Santa Eulària, municipio donde residía y a donde fue acompañado por 500 moteros que hicieron rugir sus máquinas en honor de uno de los deportistas españoles más importantes de la historia. Uno de sus tres hijos, Pablo, aseguró a los periodistas que «no van a parar» para estar en todos los homenajes que le rindan a su padre y, como anécdota, desveló que les han llamado para contarles que en Ibiza se acabaron las coronas y las flores de tantas que se enviaron en tributo a Ángel Nieto.

Familiares, amigos y motoristas de Ibiza acompañaron ayer al mediodía a los restos del expiloto en un cortejo fúnebre que ha partido del tanatorio de Ibiza hasta la iglesia del Puig de Missa de Santa Eulària, donde se celebró una misa funeral. Quien no quiso perderse la despedida de su amigo fue Jorge Martínez 'Aspar'. El alcireño voló desde la República Checa en la primera combinación que encontró disponible y hoy estará presente en el Gran Premio que se disputará en Brno.

Rostros populares como el presentador Jesús Vázquez o el torero Miguel Abellán, así como los periodistas José María García o J.J. Santos, se acercaron a velar el cuerpo del campeón, que falleció este jueves en Ibiza a la edad de 70 años al no poder superar un empeoramiento de su estado de salud, consecuencia del accidente de quad que sufrió en Ibiza el pasado 26 de julio.

El expiloto falleció el jueves a los 70 años en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza, donde estaba ingresado desde el miércoles 26 de julio tras sufrir un accidente cuando conducía un quad. El cortejo fúnebre estuvo encabezado por los hijos mayores del expiloto, Gelete y Pablo Nieto. En la iglesia les esperaron su compañera, Belinda Alonso, y Hugo, el menor de los hijos de Ángel Nieto. Les acompañaron también más de un centenar de familiares y amigos, entre los que se encontraba su sobrino Fonsi y los hermanos del genial piloto. La emotiva llegada del féretro estuvo acompañada por el rugir de las motos y los aplausos de los asistentes. Entre los amigos de Nieto que acudieron para despedirse estuvieron la duquesa de Montoro, Eugenia Martínez de Irujo; el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo; el dueño de Viceroy, Juan Palacios; el entrenador de tenis Toni Nadal y el fundador de Pachá, Ricardo Urgell, así como el empresario Javier Merino, la abogada Cristina Almeida, la modelo Mireia Canalda y el actor Miguel Ángel Muñoz, entre otros.

Tras la misa, Gelete Nieto aseguró que «cada vez está más tranquilo» por «todo el cariño» que está recibiendo su padre. «La gente me está dando una fuerza terrible y yo creo que mi padre, arriba en el cielo, también», aseguró. Gelete agradeció «a todos los moteros y los aficionados que se están volcando mucho y que le querían mucho». «Le veían como un tío transparente, del pueblo, cercano y especial; eso es lo más bonito y es lo que me está dando fuerzas», añadió. Por su parte, Pablo Nieto destacó que «es increíble» el apoyo que están recibiendo desde el fallecimiento de su padre. «Ayer me llamaron de las carreras y me dijeron una frase espectacular: es cierto que se ha muerto mi padre, pero al final es el padre de todos y es una pena», dijo emocionado.

Pablo avanzó que el gran homenaje en Madrid se prevé para el primer fin de semana de septiembre «cuando estemos todos de vuelta y no tengamos carreras». «Seguro que hay millones de personas que quieren ir a despedirse», dijo el hijo de Ángel Nieto, que señaló que se hará «algo y especial» como «se merece». «Ahora lo que tenemos que hacer es asimilarlo lo mejor posible; yo siempre he pensado que mi padre era eterno, y bueno, se nos ha ido», afirmó entre lágrimas. El cuerpo de Ángel Nieto fue incinerado por la tarde en Ibiza y hoy la familia tiene previsto esparcir parte de sus cenizas en el mar.

De forma paralela, se sumaron más homenajes a la figura del que fue pionero en los éxitos del motociclismo español. Uno de los más emotivos tuvo lugar en su ciudad natal. La calle Ángel Nieto de Zamora se llenó ayer de motos y aficionados que, con un minuto de silencio y el posterior rugir de los motores al abrir gas, quisieron despedir al campeón, que da nombre a una calle y el pabellón polideportivo ubicado en ella. El último adiós a Ángel Nieto en su ciudad natal, convocado por la Asociación Motociclista Zamorana (AMZ), de la que era presidente de honor, estuvo cargado de emotividad en un acto que congregó a cerca de trescientas personas. Tras el minuto de silencio, el presidente de la AMZ, Enrique González, recordó que «a Nieto no le gustaba el silencio» e invitó a abrir gas y acelerar las motos para que durante unos minutos el único sonido que se oyera fuera el del vehículo que fue su pasión en vida. Algunos de los asistentes aprovecharon la concentración para acceder a la entrada del pabellón a dejar por escrito sus muestras de condolencia en el libro que habilitó el Ayuntamiento y que se entregará a la familia del motorista fallecido a los 70 años.

Homenaje en Brno

El Gran Premio de la República Checa, que se disputa hoy en Brno, estará marcado por los homenajes a Ángel Nieto. Así lo expresó ayer Marc Márquez nada más conseguir la pole: «Está claro que será un día muy especial, imagino que habrá un minuto de silencio en la parrilla de salida y será un día especial para todos los pilotos. Está claro que a cualquiera de nosotros nos gustaría ganar para dedicarla pero lo importante es que habrá un domingo más de carreras, un domingo más de la que era su gran pasión y haya el resultado que haya todos le dedicaremos este domingo tan especial».

Dani Pedrosa, uno de las debilidades del zamorano, que bromeaba con él diciéndole que si hubiera medido un palmo más hubiera sido imparable, también destacó tras la calificación, en la que terminó, tercero que la jornada de las carreras en Brno será muy especial: «Es una motivación extra porque es algo muy emocional y las emociones bien canalizadas siempre dan. Se ponen los pelos de punta y por Ángel, cualquier carrera que se gane de aquí en adelante, será para él, porque representaba la pasión por las motos, ya fuera Moto3, Moto2 o MotoGP. Me encantaba escucharle en la tele y siempre me venía después a verme al 'motorhome' y me decía que me había visto en tal o cuál curva y me lo comentaba». La de hoy será la jornada más especial para los pilotos españoles de la parrilla.

Más

Fotos

Vídeos