Las Provincias

Los funambulistas del motor

Imagen aérea del circuito ayer antes de la carrera desde el avión. :: lp
Imagen aérea del circuito ayer antes de la carrera desde el avión. :: lp
  • Los integrantes del Repsol Bravo 3 trabajan como pilotos comerciales y han ganado medallas en competiciones internacionales

  • Un valenciano, en el equipo que realiza vuelos con acrobacia sobre el Circuit

Anselmo nació en Madrid, pero se crió en Valencia. «En la Gran Vía. Y mi primera competición de vuelos acrobáticos fue en la Malvarrosa. Me encantaba, lástima que ya no se haga», comenta. Forma parte del Repsol Bravo 3. Junto a Juan y Castor integra un equipo que realiza exhibiciones de vuelos acrobáticos. Vienen desde hace años a Cheste, aunque también, en ediciones anteriores, se han dejado ver en el cielo de Montmeló y Jerez. Irrumpen cuando los pilotos descansan. Son los teloneros de las motos. Los funambulistas del aire.

Los tres tienen muchas, muchísimas horas de vuelo. «Trabajamos como pilotos comerciales», indica Anselmo, comandante de Airbus 320 e instructor de vuelo. «En las acrobacias no hemos empezado hace poco. Llevamos 16 o 17 años», afirma, tranquilizando a quienes puedan pensar que sus exhibiciones suponen un riesgo para el público: «Está todo muy controlado. Uno se queda en tierra para dar indicaciones a los compañeros que están en el avión», precisa el valenciano. Justo esa labor le tocó ayer durante el GP de la Comunitat.

«¿Cómo empezamos con esto? Pues como en todo. Un día lo pruebas, empiezas con aviones más sencillos y vas avanzando», resalta Anselmo. Los tres pilotos del equipo han obtenido en menos de una década más de 30 medallas en competiciones nacionales e internacionales, entre las que cabe destacar tres por equipos (dos platas y un bronce) representando a España.

«La verdad es que tenemos que planificarnos para entrenar porque una cosa es tomártelo como una afición, pero todo cambia cuando llegas a otros niveles», indica el piloto valenciano. Suelen cuadrar sus horarios para acumular días libres. Organizan algo así como concentraciones de varios días. «Tenemos a nuestro entrenador», comenta Anselmo. Se trata de Nikolai Nikitiuk, antiguo miembro del equipo de la URSS y, posteriormente, de Rusia. Cuenta con un amplio palmarés como campeón europeo y mundial.

Además de esto, es muy importante tener una buena preparación física. «Necesitas el cardio y para ello a mi me gusta salir con la bicicleta a la montaña. Juan y Castor hacen boxeo. Además tienes que hacer ejercicios en el gimnasio, sin llegar a ser un mazas pero has de fortalecer, sobre todo, el cuello», indica.

Anselmo resta importancia a unos ejercicios que transmiten vértigo sólo con verlos desde tierra. «Tenemos un biplaza y a veces suben los pilotos. Algunos lo pasan mal, pero suelen atreverse», indica. Alguno se ha subido al avión respirando hondo y tras el reto de sus compañeros.

Para venir a Cheste, el equipo Repsol Bravo 3 tiene base en Requena. «Lo ideal sería Manises, pero es más complicado. Estas exhibiciones requieren una serie de permisos», indica. «A mí me encanta esta modalidad porque es el vuelo más puro que hay al realizarse en tres ejes. Para llevar a cabo las exhibiciones, primero las planeamos en tierra. Diseñamos los ejercicios de acuerdo con unas condiciones», señala.

Ahora les toca un parón, obligado por un detalle importante. «Deben revisar los aviones. Los desmontan y comprueban que está todo bien. Aprovechamos las semanas de más frío. Ya te digo que todo es muy seguro», señala Anselmo, quien ya cuenta los días para volver a trazar acrobacias en el aire.