Las Provincias

Impulsan un proyecto para construir circuitos en canteras de la Comunitat

cheste. La Federación de Motociclismo de la Comunidad Valenciana y la empresa cementera CEMEX presentaron ayer un proyecto para la construcción de una serie de circuitos en canteras que se distribuyen en diversos puntos de la Comunitat. «Responde a una demanda histórica y una cantera es el espacio perfecto», explicaron los impulsores del proyecto, que tienen en mente desde hace cuatro años la construcción de pistas para enduro, trail, motocross e incluso velocidad y así extender la oferta de motociclismo en Valencia, Alicante y Castellón.

Las canteras -propiedad de CEMEX- tienen la obligación de su restauración y la propuesta de la Federación Valenciana les vino como anillo al dedo. Para este proyecto, la empresa correría a cargo de la construcción de los distintos circuitos y desde la Federación se encargarán de la gestión de los mismos. «Es un proyecto muy innovador y se restauran las canteras siendo compatibles con el medio ambiente», destacó José Antonio Hernández, de medios naturales. Todavía está por decidir dónde se van a ubicar estos circuitos, aunque en principio se quiere desarrollar en Valencia, más tarde Castellón y Alicante y luego expandirlo por el resto de España. Riba-roja (el alcalde Robert Raga estuvo en la presentación) es una de las localidades con muchas opciones de albergar uno de los trazados.

«En la Comunitat carecemos de instalaciones para la práctica del motor. Aparte del Ricardo Tormo, algunos kartings y trazados de motocross, no tenemos mucho más y esto puede ser una perfecta opción para el motociclismo y el automovilismo de nuestra autonomía y una buena solución para las empresas mineras, el Medio Ambiente y el Turismo», explicó José Luis Berenguer, presidente de la Federación.

Durante el acto, al que asistieron expilotos como Héctor Faubel y 'Champi' Herreros, también dejó claro Josep Miguel Moya, secretario autonómico de Cultura y Deporte, que el proyecto va a contar con el apoyo de las instituciones. Gonzalo Gobert, director del Ricardo Tormo, también tendió la mano a colaborar con la iniciativa.