Las Provincias

Gran Premio de Motociclismo de la Comunitat Valenciana 2016 | Jorge Lorenzo exprime la Yamaha

fotogalería

Lorenzo rueda en Cheste para lograr una pole estratosférica. :: EFE/Manuel Bruque

  • Marc Márquez, el único capaz de rodar cerca del mallorquín, también pulveriza la anterior mejor vuelta de Cheste y Rossi se sitúa tercero

  • El balear hace la pole y rebaja su propio récord del circuito antes de pasar a Ducati

Fue un día en el que Jorge Lorenzo pudo explorar todos sus límites. Al balear le espera el reto de domar la Ducati a partir del martes, pero lleva tanto tiempo con la Yamaha, le ha dado tanto esa '99', que no está dispuesto a despedirse de ella sin un último y provechoso baile. Mientras Marc Márquez pateaba los neumáticos después de una caída, Lorenzo se esforzaba en disfrutar de cada curva. Si el viernes demostró ser el más rápido en Cheste, ayer simplemente fue un avión. Nada más salir del box, marcó la vuelta rápida y destrozó el récord del circuito que él mismo había marcado en 2015. «El tiempo ha sido estratosférico, pero no ha sido una vuelta perfecta», aseguraba Lorenzo horas después de firmar la pole en el Ricardo Tormo. El giro sólo fue el comienzo de la exhibición del mallorquín, que luego bajaría ese crono dos veces más, hasta dejarlo en 1.29.401, seis décimas más veloz que la temporada pasada.

El día glorioso de Lorenzo no sólo demuestra que va a exprimir la Yamaha hasta el último acelerón, en Cheste todos quieren ganar. A Valencia se ha llegado con el Mundial decidido, pero ni Márquez, ni Rossi ni tampoco Maverick Viñales están dispuestos a regalarle el último triunfo del año a Lorenzo. «Creo que en el ritmo de carrera vamos a estar parejos», dijo Márquez, que en principio va a calcar la estrategia utilizada en Cheste el año pasado: «A ver si llegamos al final con un poquito más de aire y podemos atacar». Pese a que sufrió una caída, la jornada tampoco fue nada mal para Márquez. El campeón de MotoGP también pulverizó el anterior récord del circuito y se quedó a tres décimas de la pole. «Ha sido una calificación muy luchada, pero Jorge ha hecho una gran vuelta», sentenció.

Por las sensaciones y lo que apuntaron los protagonistas, todos quieren evitar a toda costa que Lorenzo empiece hoy pilotando una de esas carreras en las que tira como un demonio desde la primera vuelta. «Lorenzo está haciendo un gran fin de semana, está pilotando muy bien y en Valencia siempre es muy fuerte y, naturalmente, tiene la motivación extra de que es la última carrera con Yamaha y por lo tanto, puede ganar, sale primero», definió Valentino Rossi, tercero a un suspiro de convertirse en el tercer piloto que rebajaba el récord del circuito. El italiano promete pelea para la carrera pero además está obligado a cubrirse las espaldas porque Maverick Viñales, su próximo compañero de equipo, ha demostrado gozar de un ritmo muy similar al suyo.

«O ha despertado él o nos hemos dormido nosotros...», se lamentaba Viñales sobre la posición que Rossi le ganó por una mala estrategia en la clasificación. «Al principio será una carrera de grupo y poco a poco se irán definiendo los grupos; Lorenzo y Márquez tienen un gran ritmo y también he visto a Rossi y Dovizioso bien. Tendremos que intentar salir bien para estar delante e intentar no perder a Jorge y a Marc», se aventuró a pronosticar el de Suzuki, que por moto tiene todas las opciones de estar hoy en el podio del Ricardo Tormo.

Pedrosa, contra todo

Los tiempos de Lorenzo y Márquez eclipsaron durante la clasificación el notable esfuerzo de Dani Pedrosa. Aún hace gestos de dolor el catalán cuando se baja de la Honda, pero supo sufrir para alcanzar la octava plaza, a cuatro décimas de Rossi. Por delante tiene Pedrosa a Dovizioso, Ianonne y los hermanos Espargaró para cuajar una buena carrera en Cheste y cerrar un año que ha sido demasiado complicado para él. En Valencia regresa Pedrosa después de tres semanas de baja para intentar el asalto a un podio -difícil, muy difícil-, que conoce a la perfección, puesto que en los últimos cuatro años siempre se ha subido al cajón. A Pedrosa le viene grande ahora la lucha por la victoria porque los 'cocos' de MotoGP quieren ganar en el Ricardo Tormo. Todos tienen algún motivo entre despedidas, récords, sentimentalismos y 'vendettas'.