Las Provincias

motogp

'Pole' estratosférica de un demoledor Lorenzo

Lorenzo, en los entrenamientos de Cheste.
Lorenzo, en los entrenamientos de Cheste. / Afp
  • Márquez, Rossi y Viñales comparten favoritismo con el mallorquín

«Quizás he hecho la vuelta de mi vida», afirmó un sonriente Jorge Lorenzo el sábado del Gran Premio de la Comunidad Valenciana de 2015. Había conseguido la ‘pole’, con un registro récord de 1’30”011, el día previo a intentar cerrar el Mundial de MotoGP. Este sábado, el mallorquín repitió posición en parrilla, aunque fulminando por tres veces su tiempo del año anterior. «No sólo estoy orgulloso de la última vuelta. También las dos anteriores han sido muy, muy rápidas, por debajo del récord», explicó muy satisfecho el de Yamaha, que trata de cerrar con un fin de semana perfecto su periplo de nueve años.

«La verdad es que tenía miedo de que en la primera vuelta no pudiera aprovechar al máximo el neumático, porque en el último libre la primera vuelta que he hecho con gomas nuevas ha sido muy lenta, en 31.7, así que pensaba que podía ir un poco más rápido, pero no más. Y he sido dos segundos más rápido, con poca gasolina y con dos neumáticos nuevos, tanto delante como atrás. Me he sorprendido con ese primer 29.8 y también después de mejorarlo. Ha sido un día de sorpresas, en el que todo te va bien, la moto funciona bien, los neumáticos perfectos, y todo te sale», reconoció. Aunque, pese al espectacular resultado y a haber mejorado lo hecho en 2015, esa que quizás fue la vuelta de su vida, Lorenzo sorprendió con la creencia de que ese tiempo podría incluso haberlo rebajado un poco más…

«No ha sido una vuelta perfecta», dijo esta vez. «Ha sido perfecta en los últimos tres parciales. Con los últimos neumáticos he mejorado en todos los parciales menos el primero, donde prácticamente he hecho el mismo tiempo con los tres neumáticos y eso es porque he frenado con esos dos neumáticos últimos muy tarde en la primera curva y me he ido largo. Ahí he perdido un par de décimas. Parece mentira, no os lo creeréis, porque el tiempo es estratosférico, pero es la verdad», insistió.

La ‘pole’ del campeón del mundo de 2015 le confirmó como uno de los claros favoritos a la victoria este domingo, un rol que comparte, una vez más, con Marc Márquez, segundo en la parrilla, y por consenso entre los tres de la primera línea -cerrada por Valentino Rossi-, con Maverick Viñales. «Sí, realmente sí me siento capaz de estar con ellos», reconoció el de Suzuki. «He hecho el primer ‘run’ con una goma dura que no me ha gustado nada y luego he puesto el blando de la mañana y me sentía bien, en los tiempos de Jorge y Marc cuando ellos también llevaban esa goma blanda. Hemos encontrado un buen ‘set up’ e intentaremos seguir con el mismo y salir a la carrera para darlo todo», comentó Viñales.

Por su parte, Rossi, pese al buen tercer puesto, dejó algunas dudas en cuanto a su ritmo de carrera, aunque con la facilidad ‘histórica’ del italiano para dar la vuelta a situaciones complejas sigue manteniendo su papel de contendiente para todo. «Ha sido una primera fila muy importante porque es difícil adelantar en este circuito y porque aquí, normalmente, me cuesta mucho. Pero aún nos falta», aceptó el italiano. «Con la goma nueva somos rápidos pero, después de unas vueltas Lorenzo es más rápido, Márquez, también, y Viñales. Habrá que encontrar algo para mejorar mañana. Después de varias vueltas me cuesta», añadió Rossi.

«Lo hemos intentado pero Jorge ha hecho una gran vuelta», reconoció Márquez después de no esconder que había empujado con todas sus fuerzas para llevarse la última ‘pole’ de 2016. «Para mañana yo creo que en ritmo sí que estamos más parejos, aunque será difícil batirlo y seguirle durante toda la carrera, pero lo intentaremos un poquito con la misma estrategia del año pasado. Intentar seguirlo hasta el final para ver si llegamos con un poquito más de aire y podemos atacar», comentó Márquez.

El campeón de este año, que ha sufrido dos caídas en las dos carreras posteriores al cierre de su título, no escondió que su objetivo es jugar todas sus bazas y que sólo sacará la versión más ‘conservadora’ si considera imposible hacer frente a Lorenzo. «Desde que soy campeón no llevo muy buena racha, pero mañana es la última carrera para disfrutar porque ya en la siguiente tendremos la presión de volver a luchar por el campeonato. Veremos cómo va, porque igual salimos y Jorge está tan inspirado que ya veo que ni intentándolo o arriesgando un poco más puedo y nos tendremos que conformar, pero si hay la mínima posibilidad lo intentaremos», aseguró el catalán.