Las Provincias

El consuelo de Héctor Barberá

Barberá, a rueda de Pol Espargaró durante el GP de Japón. :: AFP/TOSHIFUMI KITAMURA
Barberá, a rueda de Pol Espargaró durante el GP de Japón. :: AFP/TOSHIFUMI KITAMURA
  • Ducati anuncia que el piloto de Dos Aguas volverá a subirse en Australia a su moto oficial para sustituir al lesionado Iannone

  • Los cuatro valencianos en el Mundial se van al suelo durante el GP de Japón

No fue un buen día para los valencianos en el Mundial. Jorge Navarro, Arón Canet, Iker Lecuona y Héctor Barberá besaron el asfalto de Motegi. Las buenas noticias llegaron para el piloto de Dos Aguas fuera de la pista. Horas después de la carrera de MotoGP, Ducati anunció que volverá a ser el sustituto del lesionado Iannone dentro de cuatro días, cuando arranquen los libres del GP de Australia.

Ducati destacó el buen rendimiento del valenciano, a pesar de sufrir una caída en la novena vuelta de la carrera de ayer. Barberá volvió a pista y acabó el GP de Japón en el puesto 17. «Ha sido una gran experiencia y me alegro mucho de volver a tener una oportunidad en Phillip Island», aseguró el piloto de Dos Aguas. Iannone no regresará a la competición, como muy pronto, hasta el Gran Premio de la Comunitat del próximo 13 de noviembre. Esto da opciones a Barberá de volver a subirse a la moto oficial en Malasia y soñar con repetir en casa.

Iannone se fracturó una vértebra (D3) en el circuito de Misano y aunque intentó disputar el Gran Premio de Aragón, las molestias se lo impidieron. Como su sustituto habitual, el italiano Michele Pirro, probador de la marca de Borgo Panigale, se encuentra en plena evolución de la versión 2017 de la Desmosedici, los responsables de Ducati le ofrecieron la oportunidad a Barberá de subirse a la moto en Japón.

Iker Lecuona dio la enhorabuena a su compañero Thomas Luthi por su victoria en Moto2, carrera en la que el valenciano acabó en el suelo. «Fin de semana muy duro y agridulce. Salir tan retrasado en la parrilla sabía que me iba a penalizar a lo largo de la carrera, y la intención ha sido intentar situarme lo antes posible en un grupo que pudiese llevarme con un buen ritmo. Es lo que hecho y casi lo tenía, cuando estaba en la P21 se me ha cerrado la dirección y me he ido al suelo, lo siento por todo el trabajo que ha hecho el equipo conmigo», lamentó el piloto en sus redes sociales.

La madrugada en España ya había empezado mal en la carrera de la categoría pequeña. Mal día en el box de Estrella Galicia, que vio cómo se caían sus dos pilotos, Jorge Navarro y Arón Canet. El piloto de La Pobla de fue el peor parado, ya que sufrió una luxación en el hombro izquierdo. Aunque está bajo supervisión de los facultativos, en el equipo se espera que pueda correr el GP de Australia.

«En la salida de la carrera de hoy, he colisionado con Joan Mir, se me ha cerrado la dirección y he terminado en la grava. En la caída se me ha dislocado el hombro izquierdo, que ya tenía dañado desde la caída en los test de Montmeló y en la carrera de San Marino», lamentó Navarro. En este incidente quedó dañada también la moto de Arón Canet, que posteriormente se fue al suelo: «Por fortuna no me he hecho daño y ya pienso en el próximo GP».