Las Provincias

GP san marino

Protagonismo de los Espargaró en Misano

    Pol Espargaró, durante los entrenamientos libres del GP de San Marino.
    Pol Espargaró, durante los entrenamientos libres del GP de San Marino. / AFP
    • Pol es primero en los entrenamientos del viernes y Aleix se enzarza con Rossi

    • Bastianini y Nakagami mandan en Moto3 y Moto2

    Comenzó el Gran Premio de San Marino y lo hizo manteniendo la tónica aperturista de las últimas semanas, con un dominador de la tabla de tiempos inédito, Pol Espargaró, y con los dos nombres que aparecen en las quinielas como los que más opciones tienen de continuar con la racha de siete ganadores distintos en siete Grandes Premios justo por detrás: Dani Pedrosa, segundo, confirmando en parte la mejoría vista en Silverstone; y Andrea Dovizioso, punta de lanza de Ducati en Misano tras la caída de Andrea Iannone que le mantendrá como dudoso hasta la mañana del sábado.

    Un arranque en la segunda cita italiana marcado por la igualdad y por las buenas condiciones climatológicas. Igualdad demostrada por una clasificación con once pilotos en menos de un segundo. "La verdad es que es la leche, principalmente porque la única vez que lideré una clasificación fue en un 'warm up' y la historia me duró muy poco, porque luego fue la carrera y tiramos para atrás", explicó sonriente el menor de los Espargaró. "Sinceramente, lograrlo en un segundo entrenamiento tiene su importancia, poquita, ¡pero al menos me dura un día entero! Ya en serio, es anecdótico, porque el sábado la película va a cambiar un poco, aunque está bien estar ahí delante y sentirse otra vez piloto". Espargaró finalizó primero en un día del que los favoritos salieron satisfechos y en el que las pruebas para todos dieron buenos resultados. Una calma chicha antes de la batalla de las 'poles' en un momento en el que hay más actores que nunca en MotoGP.

    "Lógicamente, por intereses míos del campeonato, cuanta menos gente haya delante mejor, porque hay menos puntos a perder", razonó Marc Márquez acerca del cambio de panorama de la clase reina y lo que esto puede suponer en la lucha por el Mundial. "Sí que también hay menos a ganar, pero ahora lo que me interesa a mí es perder los menos puntos posibles. MotoGP este año está muy igualado, hay mucha variedad de pilotos delante, en Silverstone fue el fin de semana de Maverick, aquí, por qué no, puede ser el de Dani, así que veremos cómo va el resto del fin de semana. Pero nosotros tenemos que hacer nuestra carrera y aunque lleve esa ventaja y falten seis carreras, queda mucho, quedan muchas carreras y tenemos que seguir con la misma mentalidad".

    Leve caída de Márquez

    Márquez sufrió una leve caída en el transcurso del primer libre mientras trataba de entender los nuevos neumáticos delanteros de Michelin, en una sesión de la que salió lesionado Iannone, en un accidente que en principio pareció carecer de relevancia pero que a la postre le terminó provocando una pequeña lesión en la vértebra D3 -micro fractura- que le va a hacer ser duda hasta primera hora del sábado después de perderse el segundo libre.

    Iannone, después del test de Ducati en Misano tras la carrera de Brno, era uno de los candidatos al podio, en una carrera que busca ese octavo ganador distinto. "Dani no ha ganado ninguna carrera este año y podría, porque aquí está muy bien", analizó Pol Espargaró después de que se le deslizase si él mismo podría ser uno de esos candidatos. "Dovi tampoco ha ganado y ha ido muy rápido, y su compañero de equipo está fuera. O sea que aquí hay dos candidatos que parecen tener muchas opciones a eso. No me veo entre ellos, la verdad".

    La imagen del día la protagonizaron Aleix Espargaró y Rossi. El italiano se encontró con el español en la trazada en una de sus vueltas buenas, algo que le reprochó. Espargaró le pidió disculpas, aunque al ver a Rossi continuar con sus protestas, el enfrentamiento se encarnizó. "Aleix me ha mandado a tomar por culo", dijo muy enfadado el piloto de Tavullia, que añadió que no era la primera vez que tenía un problema de este tipo con el de Suzuki. "Le dije qué estaba haciendo y me dijo 'que te jodan'. Por eso estaba enfadado. Hubiera sido suficiente con que me dijera que lo sentía, pero quizá no sabe la manera de pedir perdón y es mejor decir que te jodan". Una declaración que encontró la réplica en Espargaró. "Le he dicho al director de carrera que yo no tengo nada que vigilar, que estaba fuera de la trazada, como se ha visto en las imágenes. Él me ha dicho que Valentino estaba un poco nervioso, lo que me parece muy bien, pero si está nervioso que se tome una tila, porque yo no le he molestado".