Las Provincias

Álex Márquez sale de Motorland con un polémico liderato

Motor | Motociclismo

Álex Márquez sale de Motorland con un polémico liderato

  • El español, nuevo líder del Mundial tras tirar a Miller. El italiano Romano Fenati se lleva la carrera de Motorland

Álex Márquez cometió dos errores durante la carrera en Motorland. En el primero el perjudicado fue Jack Miller, que se iba al suelo por un súbito cambio de trazada del '12'. El segundo le costó la victoria, al intentar defender tanto su posición que perdió unos metros decisivos y que acabaron con Romano Fenati en lo más alto del podio tras una remontada monumental.

La mañana amaneció fría en el circuito aragonés. Tanto, que a punto estuvo que cambiar de horario las carreras. Una lluvia fina y una intensa neblina hicieron que Moto3 se corriera en condiciones de mojado pero con un carril seco que permitía que las ruedas lisas fueran la única opción posible.

Venía una mañana de emociones muy fuertes. El pequeño carril auguraba una salida comprometida, aunque bien solventada por todos los favoritos. Los Miller, Rins, Márquez, Bastianini y compañía se batían en duelo en una situación límite. La mezcla entre los que se juegan el Mundial y los pilotos rápidos pero que ya no tienen opciones suele ser explosiva. Sin embargo, en Aragón los fuegos artificiales vinieron por parte de los dos líderes.

Y es que Álex Márquez tiró a Jack Miller. El español iba por dentro en una curva a izquierdas, y el australiano trató de aguantar por fuera. Era Márquez quien tenía el sitio, pero eso no le exime de la culpa de abrirse lo justo en el centro de la curva, chocar con el oceánico y mandarlo de forma escandalosa por los suelos. Muchas veces los límites entre lo que se conoce como 'lance de carrera' y acción susceptible de sanción no están claros, y en esa bruma de ideas fue en la que se desarrolló la acción.

Ya sin Miller, la carrera iba a ser de supervivencia. Llegaba Romano Fenati por detrás y lo más importante era salir con el máximo número de puntos posibles. Rins cometió un error y se fue hasta la séptima posición, consiguiendo retornar por sus fueros y finalizar en el cuarto puesto. Por delante, Márquez y Fenati, que ya estaba luchando por el liderato, se iban a jugar el triunfo en la última vuelta, con Danny Kent como testigo de excepción.

El exceso de celo privó al nuevo líder de la victoria. Se cerró mucho, demasiado, para defenderse de un posible ataque por dentro, pero la aceleración de Fenati unida a esos metros que perdió Álex permitieron que el italiano cogiera la cabeza. El rebufo posterior no fue suficiente y la victoria voló para Italia. El liderato, eso sí, se quedó en poder de Márquez, auténtico protagonista de la mañana.