Santiago Cañizares | Piloto de 'rallies' y exportero del Valencia

Santi Cañizares: «Si nos ganan es porque van a tener que correr mucho»

Santiago Cañizares, en las instalaciones de La Petxina. / Damián Torres
Santiago Cañizares, en las instalaciones de La Petxina. / Damián Torres

El exfutbolista está a un paso de proclamarse campeón autonómico de 'rallies' junto a su copiloto Ricardo Ranero en un Porsche 911 GT3

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

José Santiago Cañizares Ruiz (Madrid, 18 de diciembre de 1969) está a un paso de lograr un nuevo título. El exportero de uno de los mejores Valencia CF de la historia también necesita sus manos para ganar. Casi diez años después de colgar los guantes se puede convertir en el nuevo campeón autonómico de rallys de la Comunitat Valenciana. Junto a su copiloto Ricardo Ranero intentarán llevar su Porsche 911 GT3 a lo más alto del podio del Rally Ciudad de Valencia. Sus máximos rivales son Santiago Carnicer y Javier Polidura, ambos con Ford Fiesta R5.

-Le veo nervioso, impaciente por empezar a apretar el acelerador

-No le puedo negar que sí. Este rally coincide con el de Comunidad de Madrid del Campeonato de España, donde siempre tengo asistencia dentro del equipo oficial Suzuki. Pero me he quedado aquí porque es la primera vez que tenemos opciones de ganar el campeonato. Yo en esto empecé cuando acabé el fútbol, con cuarenta años. Y nos lo jugamos todos en la última. Dependes de una máquina y un sólo error te deja fuera de las opciones. Por eso esto es tan apasionante

«Con el fútbol ya tenía bastante y una vez lo dejé hice realidad este gusanillo que tenía dentro» «Lo primero que hice fue un curso de conducción con Luis Climent para ir seguro y no romper coches»

-¿Dónde nace su afición por las carreras de coches?

-A mí siempre me han gustado los coches y a todos les busco su encanto. En mi juventud estaban Carlos Sainz y Luis Moya. Una época en la que había ocho o diez marcas que podían ser campeonas del mundo de rallys con pilotos como Kankkunen, Auriol, Ari Vatanen, Biasion... era una pasada. Ese veneno siempre lo he tenido dentro. Con el fútbol ya tenía bastante y una vez lo dejé hice realidad ese gusanillo que tenía dentro.

-¿Y cómo da el salto a la competición?

-En un deporte de este tipo además de conducir necesitas un coche, un preparador para llevar el coche en las mejores condiciones, un copiloto que se adapte a ti, necesitas saber hacer notas... Lo primero que hice fue un curso de conducción con Luis Climent para ir más seguro y no romper coches, y a partir de ahí adquirir experiencia que en mi caso fue a partir de los 40 años. Lo normal es que la vivas a partir de tener el carné a los 18. Empecé con coches clásicos, que es precioso, pero rompes más que con los modernos y te quedas con el sabor de boca de no disfrutar de la carrera. Suzuki Repsol decidió meterme en su estructura, donde he aprendido mucho y mi ritmo no es el del Campeonato de España porque hay gente muy buena pero yo disfruto mucho y aprendo. También he hecho el Campeonato de la Comunitat Valenciana con coches míos, hasta este año que después de adquirir experiencia en varios rallys ya he ido más rápido, he podido ganar uno y he llegado con opciones a la última prueba de ser campeón. Puede pasar de todo.

-¿A quién teme más, a usted o a sus rivales?

-Ellos llevan coches muy buenos, coches del Mundial en la categoría R5 y el que se monta en un coche así es difícil de vencer. Mi Porsche tiene más potencia y acelera más pero tiene más dificultad en la frenada y en el paso por curva y en la tracción. Vamos a tratar de hacer nuestro rally. Pensar en los demás es un error. Tener un buen ritmo de carrera y si nos ganan es porque corren mucho. Lo importante es no cometer errores, igual que hemos hecho en los cuatro rallys anteriores.

-¿Cómo debe quedar para ser campeón?

-Con ser cuartos eliminaríamos a Santiago Carnicer. Si él está por delante, que es lo normal, nos hará más duro ser cuartos, o tratar de ganar a Polidura y si nos gana, que sólo sea por una posición. Hay otros pilotos que se pueden meter arriba como Segura, hay un par de Subaru, está Miguel García, un letón y un esloveno. Nosotros a lo nuestro, a no equivocarnos, a hacer un rally serio y el que nos supere, pues que tenga que correr. Si nos vale para ganar, perfecto. Que no nos pueda ni la presión ni la calentura.

-¿Aplica su etapa de portero cuando va al volante?

-Mentalmente sí. Son dos deportes distintos. Pero la concentración y los hábitos sí se pueden trasladar. Todo lo que tiene que ver con lo psicológico nos vale.

-¿Le da tiempo a entrenar?

-Es difícil porque este deporte es caro. El patrocinador es difícil que cubra el presupuesto. Nosotros entrenamos poco, el presupuesto es para la carrera, para los neumáticos por ejemplo. Recurrimos a algún circuito de karting y nos quitamos el óxido de estar unas semanas sin pilotar.

Fotos

Vídeos