Las Provincias

fórmula 1

Hamilton mete miedo

Hamilton
Hamilton / Afp
  • Los Mercedes dominan con autoridad en Austin con Fernando Alonso en una engañosa tercera posición.

Pocos lugares más puramente ‘yankis’ como Austin para celebrar Halloween, y Lewis Hamilton se ha puesto el disfraz de ‘coco’ del fin de semana. El británico se ha mostrado intratable en la jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Estados Unidos, dominando ambas sesiones por delante de su compañero Nico Rosberg. La larguísima recta de este Circuito de las Américas es más que propicio para que los recientemente proclamados campeones del mundo de constructores se gusten y vuelvan a controlar sin problemas al resto de pilotos.

La igualdad entre los hombres de Mercedes, sólo tres milésimas, contrasta con la superioridad que ambos muestran con respecto a los demás. Los problemas en el cambio del Mercedes de Hamilton le obligaron a acabar prematuramente la sesión, pero no debería suponer mayor problema para él. Fernando Alonso, que marcó el tercer mejor tiempo del día, se quedó a más de un segundo de los campeones del mundo y eso que el piloto de Ferrari nuevamente marcó ese crono en condiciones algo engañosas: poca carga de combustible, vuelta lanzada en busca de un crono, etc. Esta ha sido la décima vez que Alonso queda tan arriba en unos libres, aunque nunca ha podido repetir semejante posición en la sesión clasificatoria. La habitual estrategia de Ferrari se diluirá este sábado en la clasificación, salvo mayúscula sorpresa.

Así las cosas, lo normal sería ver de nuevo a los Mercedes en lo más alto de la clasificación de este sábado. Hamilton parte con un papel de favorito ligeramente superior al de Rosberg, que se está viendo superado en las últimas carreras por el británico, totalmente concentrado en lograr su bicampeonato. Quien no estará luchando por la pole, seguro, es Sebastian Vettel. El tetracampeón ha cambiado toda la unidad de potencia de su Red Bull, ha colocado la sexta y tendrá que cumplir la consecuente sanción que establece el reglamento: salir desde el ‘pit lane’ en la carrera del domingo. Debido a esto, es innecesario que Vettel dispute la clasificación, ya que haga lo que haga, no pasará del último puesto y así puede ahorrar kilometraje y neumáticos. No obstante, saldrá a rodar en la Q1, según confirmó el Christian Horner, jefe de Red Bull, para configurar el monoplaza de cara al domingo.

Ensayos para 2015

Poco queda que probar o ensayar, pero en Ferrari no han perdido el tiempo. A sabiendas de que el desarrollo del coche de 2015 va peor de lo previsto, no han querido perder el tiempo. Tanto Kimi Räikkönen como Fernando Alonso probaron ya desde la primera sesión de entrenamientos libres distintas piezas de cara a la próxima temporada. El finlandés, de hecho, sorprendió con una curiosa pieza con la que salió a rodar, con forma de bandeja plateada colocada justo enfrente del agujero del cockpit del piloto. Esta pieza cumplía una doble función: reproducir las condiciones de visibilidad con las que tendrá que convivir la próxima semana, y sujetar una caja de sensores que colocaron en la parte inferior del F14-T. Por su parte, Alonso ensayó dos alerones delanteros diferentes. Con el nuevo, sufrió mucho más de lo previsto y apenas pudo dar dos vueltas seguidas sin salirse en esa primera tanda.

Este viernes todos han ensayado novedades de cara al año que viene, incluso la propia FIA. Al finalizar los primeros libres, ordenaron a Nico Rosberg dar una vuelta más al circuito para ensayar el llamado ‘safety car virtual’, o lo que es lo mismo, el limitador de velocidad remoto. Fernando Alonso fue el elegido en realizar estos ensayos después de los segundos. El objetivo es mejorar la seguridad en caso de incidentes en pista, en el marco de las mejoras que se quieren introducir tras el grave accidente que sufrió Jules Bianchi en el Gran Premio de Japón. Esta solución ya se ha adoptado este año en las 24 Horas de Le Mans, bajo el llamativo nombre de ‘Código 60’. El mecanismo que se va a intentar adaptar en la Fórmula 1 es más bien simple: desde dirección de carrera limitarán la potencia de los monoplazas hasta el 35% hasta que las condiciones en el asfalto sean seguras para reiniciar la carrera.

La ausencia de Marussia y Caterham ha dejado muy desangelado el paddock de Austin. Deportivamente no aportaban mucho más que la pelea entre ellos mismos por no ser últimos, pero en un circuito tan largo (casi seis kilómetros de longitud total) y ancho, ver sólo 18 coches en pista dejó una imagen algo triste para los aficionados estadounidenses. No en vano, las carreras de la NASCAR pueden contar con más de 30 coches, y la Fórmula 1 no pasa por su mejor época como para presumir de opulencia.