Las Provincias

gp de bélgica

Rosberg y Hamilton vuelven con las pilas cargadas

Hamilton, durante los entrenamientos libres.
Hamilton, durante los entrenamientos libres. / Reuters
  • Los pilotos de Mercedes dominan con autoridad los entrenamientos libres del Gran Premio de Bélgica, con Fernando Alonso tercero en ambas sesiones

Y tras las vacaciones... vuelta a empezar. Lewis Hamilton y Nico Rosberg siguen tan en forma como hace unas semanas, y nuevamente fueron los hombres a batir en los entrenamientos libres del Gran Premio de Bélgica. Bajo el típico frío que suele acompañar cada visita del Mundial a Spa, los hombres de Mercedes mantuvieron la misma autoridad que habían mostrado en las carreras anteriores. Primero Rosberg y después Hamilton, las flechas plateadas no dieron lugar a la sorpresa en una jornada en la que todos se han dedicado a desentumecer los músculos para uno de los Grandes Premios más duros y emocionantes de la campaña.

En las dos sesiones, el tercer puesto de la tabla de tiempos tuvo el mismo nombre: Fernando Alonso. El asturiano estuvo ensayando diferentes soluciones aerodinámicas no sólo para este fin de semana, sino incluso también para el de Italia de dentro de dos semanas. Hasta cuatro configuraciones distintas estrenó en la jornada del viernes un Alonso que, sin embargo, sabe que esta tercera plaza es ficticia. Por eso, todo el botín que saquen de aquí y de la próxima cita en Monza puede ser vital para sus aspiraciones. “Sabemos que no hay una solución mágica pero trataremos de optimizarlo todo. El coche se comportó como esperábamos por lo visto en nuestras simulaciones y eso es definitivamente algo positivo”, afirmó el asturiano que, como tantos otros, ya se ha unido a la moda viral-solidaria del cubo de hielo contra la ELA y ha pasado la bola, en este caso, a Plácido Domingo, Flavio Briatore y a su propio jefe, Luca Cordero di Montezemolo.

Peor le fueron las cosas a su compañero Kimi Räikkönen. El finlandés rodó bastante menos de lo esperado por problemas de sobrecalentamiento en el ERS de su Ferrari, por lo que no pudo completar en condiciones el trabajo previsto. Peor le fue a Sebastian Vettel, que se quedó sin salir en los segundos libres porque tuvo un fallo eléctrico en su Red Bull debido a una rotura en los colectores de escape en los primeros libres. La escudería austríaca se ha curado en salud y han preferido quitarle este motor al tetracampeón, que rodará con el propulsor que ya usó en Hungría y evitará así la sanción que prevé el reglamento.

En cuanto al resto, como suele ser habitual, los Williams se quedaron algo rezagados en esta sesión, aunque son la gran alternativa para el fin de semana al dominio de Mercedes. Tanto Bottas como Massa partían en los análisis previos con el papel de candidatos, no favoritos, pero no pasaron del cuarto y del sexto puesto final. Se espera mucho de los hombres de Grove en un fin de semana en el que aspiran a todo, siempre que la suerte y la meteorología les acompañe.

La jornada no tuvo ni un momento de calma, sobre todo en los segundos libres en los que hubo dos banderas rojas. Primero la provocó un habitual, Pastor Maldonado, que volvió a dejar muestras de sus cualidades al volante al estrellar su monoplaza contra las protecciones tras hacer un trompo. Los neumáticos fríos y un ligero despiste del venezolano son las causas más probables, y aunque se retiró con normalidad, fue llevado al hospital para que le hiciesen un chequeo tras el fuerte impacto que sufrió. La otra bandera roja la protagonizó su ‘archienemigo’ esta temporada, Esteban Gutiérrez. El mexicano también acabó trompeando con su Sauber, aunque en este caso fue por un fallo mecánico.

Sainz y Merhi, en la órbita de Caterham

Este viernes también sirvió para ver el debut efímero de un piloto de Fórmula 1, en este caso, estadounidense. Alexander Rossi se montó en los primeros entrenamientos libres en el Marussia de Max Chilton debido a, según el equipo, “problemas contractuales”. Dicho de otro modo: el cheque no había llegado a las arcas del equipo. En menos de un día, y después de confirmar que iba a ser Rossi el piloto que iba a correr en su lugar, mediados los primeros libres se confirmó que esos problemas se habían resuelto (es decir, que Chilton había pagado), por lo que Rossi vuelve al banquillo y deja paso para el resto del fin de semana al piloto titular. Menos problemas ha tenido en su debut en Fórmula 1 un veterano de la resistencia, André Lotterer. El vigente campeón de las 24 Horas de Le Mans no sólo no desentonó nada, sino que en los primeros libres fue capaz de ser más rápido que su compañero, Marcus Ericsson, y en los segundos se quedó a tan sólo una décima.

Ese asiento de Caterham es una patata caliente, ya que no está nada claro que Kobayashi vuelva a subirse en él. Este viernes los rumores han corrido como la pólvora por el paddock, y dos pilotos españoles suenan para subirse al CT05 en Monza. Por un lado está Carlos Sainz Jr., que después de la decepción de verse fuera de Toro Rosso para sustituir al adolescente Max Verstappen, está buscando acomodo rápido. Red Bull ha prometido buscarle un hueco, ya que aún es su piloto. Por otro lado está, Roberto Merhi, que está en la órbita Mercedes. Ambos, curiosamente, son los grandes rivales de las World Series, ese campeonato de preparación para la Fórmula 1 en el que ya han competido pilotos como Ricciardo o el propio Vettel. Las necesidades económicas de Caterham propician que subasten un asiento. Este fin de semana ha sido Lotterer, pero quién sabe si veremos una bandera española en los monoplazas verdes en breve...