La confidencia a Champi en el hospital: «Me dijo que se retiraba»

M. R. VALENCIA.

Manuel 'Champi' Herreros tuvo durante unas horas una primicia mundial: la retirada del mito. Estaba postrado en un hospital, después de haber sufrido una caída en el circuito de Calafat. Era el año en que Ángel Nieto se jugó el Mundial con Aspar, que acabó conquistando su primer entorchado. «Yo me caí en la primera manga. Él se estaba disputando el campeonato con Jorge y se fue al suelo en la segunda. Lo llevaron al mismo centro sanitario que a mí. Tenía el tobillo destrozado. Me dijo que se acabó, que se retiraba», recuerda el expiloto valenciano.

Champi Herreros formó equipo con Aspar y Nieto en Derbi durante dos temporadas, en 1985 y en 1986. «Ellos eran los primeras espadas, y yo el tercero», señala. «En Le Mans a mí se me atragantaban las curvas enlazadas antes de la entrada a meta. Me propuso que le siguiera y que me fijara en cómo las trazaba. Luego hice mejor tiempo que él y entonces me dijo: '¡Otro día te va a ayudar tu padre!'», relata con una sonrisa melancólica el expiloto.

«Ha sido el máximo representante de todo el motociclismo español. Sin él muchos no habrían llegado a subirse a una moto. Una auténtica referencia para todos», señala Champi Herreros, quien tampoco asimilaba aún la muerte del 13 veces campeón del mundo. «Es una eminencia, una persona irrepetible. Ha sido el padrino para todo el mundo del motor», concluye el valenciano.

Fotos

Vídeos