Motociclismo | GP Comunitat Valenciana

Cheste, el mejor lienzo para Marc Márquez

Márquez, en Malasia, donde echó mano de la calculadora./EFE
Márquez, en Malasia, donde echó mano de la calculadora. / EFE

El español logrará su cuarto título de MotoGP si queda undécimo en un circuito en el que siempre ha brillado | El catalán siempre ha acabado en el podio en las carreras que ha disputado en la clase reina y dovizioso nunca ha ganado

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Todo está preparado. Ya queda menos de una semana para que Marc Márquez y Andrea Dovizioso libren la batalla final. El español está ante la posibilidad de sumar su cuarta corona en la categoría reina dentro de una carrera deportiva brillante y aún con mucho camino por delante. Esa trayectoria pudo quebrarse en 2011, en una dura caída en Sepang que pudo costarle muy cara. Perdió aquel Mundial de Moto2, pero se recuperó para firmar actuaciones que deben ser consideradas obras de arte en el mundo del motociclismo. El de Cervera ha sido héroe y villano, sobre todo para los fans de Valentino Rossi cuando Il Dottore se jugó el trono con Lorenzo hace dos años. También aquel día Márquez fue protagonista en un Ricardo Tormo que se ha convertido en uno de sus lienzos favoritos.

Marc Márquez desató la locura entre 2012 y 2013. Celebró su título de Moto2, el que no pudo disputar a Bradl el año anterior, con una carrera memorable. En noviembre de 2012, Márquez firmó la mayor remontada en la historia del motociclismo: partía último por una sanción que le impuso dirección de carrera el viernes de aquel GP de la Comunitat y acabó ganando. Sin presión, se mostró agresivo desde que se apagó el semáforo, dejando adelantamientos vertiginosos como el de Aegerter o el que practicó sobre Terol para colocarse primero.

Esa misma semana, también en Cheste, Marc Márquez se subió por primera vez a la Honda de MotoGP. Aquellos entrenamientos post temporada fueron también históricos, ya que por primera vez un debutante en la clase reina lo hacía con una montura de fábrica. Hubo que cambiar la normativa, pero MotoGP ganó una estrella.

Desde entonces, Márquez siempre ha destacado en Cheste. Sobre todo el año siguiente, en que se convirtió en el primer español campeón del mundo en las tres categorías y en el primer rookie que se coronaba en la clase reina. Lo hizo al quedar tercero y salir vencedor del duelo con Jorge Lorenzo por únicamente cuatro puntos.

Márquez no suele echar mano de la calculadora. Lo hizo aquel día y cuando se coronó en 125 frente al valenciano Nico Terol. El próximo domingo se verá de nuevo obligado a frenar su ímpetu. El catalán deberá contener su instinto caníbal, el que le llevó a dar una exhibición antes de irse de Moto2.

21 puntos de ventaja

En este Gran Premio de la Comunitat Valenciana le vale con ser undécimo. Sólo un desastre, equiparable al de 2006 en el que Valentino Rossi perdió un Mundial frente al malogrado Nicky Hayden, podría apartar a Marc Márquez de su cuarto título de MotoGP y su sexto trono en el Mundial. Todo eso teniendo en cuenta que a Andrea Dovizioso sólo le vale la victoria al separarle 21 puntos de su rival: cuenta con 261 puntos por los 282 que atesora Marc Márquez.

En caso de empate a puntos, el campeón del mundo sería Dovizioso: llegan ambos aspirantes a Valencia con seis victorias y esta situación sólo podría darse en caso de que el italiano se impusiese el próximo domingo. Las estadísticas juegan en contra del piloto de Ducati, marca que ya realizó un test en Cheste en septiembre, previendo que pudiera jugarse el título en una batalla postrera con Honda. Lo hizo con Pirro y Stoner, el último piloto que fue capaz de coronarse en MotoGP a lomos de la montura italiana.

Dovizioso sólo se ha subido una vez al podio en Valencia en la categoría reina. Lo hizo precisamente en su etapa en Repsol Honda, y con Ducati tiene el cuarto puesto como su mejor resultado. Marc Márquez, por el contrario, siempre se ha subido en el podio del Ricardo Tormo desde que milita en la categoría reina. Eso sí, sólo ha ganado en las dos ediciones, la de 2014 y la de 2016, en las que ya llegaba como campeón del mundo a la última cita del Mundial de motociclismo.

El propio Márquez ha trabajado durante la segunda parte de esta temporada con la hipótesis de que se tuviera que jugar el campeonato en Cheste. "Ojalá no sea así, porque sería bueno para mí, pero creo que se va a decidir aquí", comentó en el Circuit, en la previa de la carrera de running que apadrinó junto a su hermano Álex. La gira asiática, y sobre todo el Gran Premio de Australia, ha permitido al español llegar a Cheste con una ventaja más cómoda de lo que se podía prever antes de esas tres semanas trepidantes.

Para entonces, el circuito ya apuntaba a un nuevo lleno para el Gran Premio de la Comunitat. Faltarán de nuevo localidades, como ocurre cada año desde la llegada de Márquez a MotoGP. "Para Cheste todo fue a mejor a partir de 2013, el año en el que Marc Márquez debutó y luchaba por conseguir su primer campeonato en MotoGP. Desde entonces hemos completado el aforo todos los años salvo en 2014 que conseguimos llenar a un 96%", señaló Gonzalo Gobert, director del Ricardo Tormo en una entrevista concedida a Repsol Honda.

Navarro sabrá el jueves si puede correr el GP de casa

Jorge Navarro encara con incertidumbre la semana del Gran Premio de casa. Después de pasar por el quirófano por una lesión en un dedo tras la caída sufrida en Australia, el valenciano ha tratado de recortar los plazos para estar en la última cita del Mundial. El de La Pobla de Vallbona, sin embargo, no sabrá si puede correr hasta que el jueves le pase revista el médico y dictamine si es apto para subirse a la moto. Héctor Barberá será contrincante suyo la próxima temporada: el de Dos Aguas se despide este fin de semana de MotoGP para bajar en 2018 a la categoría intermedia. En ella, el objetivo de Lecuona será de nuevo puntuar, mientras Arón Canet puede quedar tercero en el campeonato de Moto3.

Fotos

Vídeos