«Cheste decide el Mundial»

Marc y Álex Márquez, ayer en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste. / allianz

Los hermanos apuestan por Arón Canet: «Si sabe mantener los pies en el suelo, en 2018 tiene una oportunidad para ser campeón de Moto3» Los Márquez visitan el Ricardo Tormo por una carrera solidaria

MARIAN HINOJOSA CHESTE.

Los hermanos Marc y Álex Márquez visitaron ayer el Circuito Ricardo Tormo para participar en la Allianz Night Run, una carrera solidaria que colabora con Aldeas Infantiles y en la que se destinan dos euros de cada inscripción. Con un Mundial tan ajustado (Marc sólo tiene 16 puntos sobre el italiano Andrea Dovizioso y 28 sobre Maverick Viñales) es inevitable que surja la pregunta. ¿Se decidirá en Valencia, la última cita del Mundial, el título de MotoGP? Ambos hermanos coinciden en que lo más posible es que sí, aunque Marc Márquez confiesa que le gustaría tenerlo cerrado en la gira asiática.

«Ojalá pueda estar decidido antes, pero creo que se va a decidir en Cheste. Viene la ruta asiática, con una meteorología complicada. Tienes que arriesgar pero sabes que cada vez es más importante no fallar. Si se tiene que jugar el Mundial en el Ricardo Tormo es uno de los circuitos que me gustan y se me dan bien. Es uno de los circuitos en los que más vueltas he dado desde pequeño, porque íbamos mucho a entrenar», admitió el de Cervera.

Uno de los aspectos sobre los que hablaron los Márquez fue el futuro de los pilotos valencianos que están pisando fuerte en Moto3, como Arón Canet o Jaume Masià. Los hermanos Márquez saben que darán guerra el próximo año en la categoría pequeña. «Canet es el piloto valenciano que mejor lo está haciendo en Moto3. Es de los que más proyección tienen. También Masià, que está en el Campeonato de España y va a subir al Mundial. Hay pilotos que quizá algún día me encuentre en MotoGP», añadió Marc.

Su hermano Álex también resalta el gran trabajo que está realizando el de Corbera en la categoría más pequeña y asegura que el año que viene será uno de los protagonistas. «Canet este año ha dado el paso que le faltaba. La temporada pasada era su primer año y era complicado, pero en el 2018, si sabe mantener los pies en el suelo, tiene una oportunidad muy buena para ser campeón del mundo», añadió. De cara a 2018, el que tendrá que hacer frente a los pilotos valencianos en el Mundial es el pequeño de los hermanos Márquez. Álex compite en Moto2, categoría en la que el año que viene se encontrará con un Héctor Barberá que ya se ha comprometido con el equipo de Sito Pons. «Héctor tiene un gran talento y seguro que será uno de los grandes rivales el año que viene. Es un piloto con muchos años de experiencia en MotoGP y seguro que desde el principio irá rápido y será uno de los candidatos al título», comentó Álex Márquez.

Valencia es una ciudad motera donde se encuentra la escuela de formación la Cuna de Campeones, de donde han salido todos los pilotos nombrados anteriormente. Y ahora se va a un paso más allá con la creación -de momento, está proyectado- de un Centro Especializado de Alto Rendimiento en las instalaciones del trazado valenciano.

«Todo lo que sea crecer en el motociclismo español creo que es muy positivo. Tener un Centro Especializado de Alto Rendimiento en Valencia es un privilegio que tienen que aprovechar los pilotos. Podrán disfrutar de las instalaciones», comentó Marc. Su hermano se pronunció en la misma línea. «Es muy positivo que suban pilotos al Mundial, que haya cantera y que todos los pequeños pilotos puedan tener la oportunidad de mejorar y tener medios para llegar», concluyó Álex.

Fotos

Vídeos