Motociclismo

Cheste se asegura el lleno

Márquez y Dovizioso, en el GP de San Marino.
Márquez y Dovizioso, en el GP de San Marino. / EFE/ F. Petrangeli

El GP de la Comunitat agota las entradas a dos meses de la cita. El pulso entre los favoritos del Mundial de MotoGP moviliza a la afición mientras Tailandia será la gran novedad la próxima temporada

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Gran Premio de la Comunitat ha agotado el papel a dos meses vista de la disputa de la prueba lo que, como es lógico, asegura el lleno en las gradas del Circuit para la última cita del Mundial. En la web oficial tan sólo quedan packs en la zonas VIP, entre 550 y 750 euros, y en alguna de ellas, como el Sports Bar o el Circuit Lounge, las entradas para el domingo 12 de noviembre (el día de las carreras) también se han agotado. Una locura absoluta que certifica la pasión de la afición por la cita que volverá a poner el punto y final al calendario. Las únicas vías de conseguir una entrada a partir de este momento son a través de las agencias que ofrecen packs de viaje al evento o en los clubes de aficionados de pilotos, tal como confirmaron ayer fuentes oficiales del Circuit a esta redacción.

Con el título de MotoGP en ebullición -Marc Márquez empató a 199 puntos con Dovizioso en la primera posición de la tabla tras la carrera de Misano-, el papel se ha agotado a dos meses vista de la prueba. Lo sucedido en la pasada edición fue la mejor señal de lo que podía ocurrir este año. Con los tres títulos decididos, el Gran Premio de la Comunitat consiguió en 2016, por primera vez, acabar una temporada como la carrera con más espectadores, con 110.050, superando en 5.000 a Assen, que terminó en segunda posición. Los 202.505 espectadores acumulados durante el fin de semana le colocaron en tercera posición contando la cifra total del evento.

El Mundial desveló ayer el calendario de la temporada 2017-2018, con la gran novedad del Gran Premio de Tailandia, que se disputará el 7 de octubre y precederá a otras tres carreras consecutivas fuera de Europa. El aumento de una prueba, pese a que se adelanta el inicio del campeonato al 18 de marzo, retrasará la cita de Cheste al 18 de noviembre. Esa pequeña variación no tendrá ningún efecto práctico en la organización del Gran Premio de la Comunitat Valenciana, que más allá de ver algún contratiempo señalan que el mayor espaciado con la anterior cita en España (la carrera de Aragón se celebrará el 9 de septiembre), aumentará las ganas de la afición española de volver a escuchar el sonido de los pistones. El valor añadido de la cita de Cheste seguirá invariable ya que el cierre del Mundial en tierras valencianas se ha convertido en tradición. El diseño del nuevo calendario puede aumentar el mayor número de aficionados extranjeros con ganas de carreras puesto que tras la prueba de Misano (23 de septiembre de 2018), el Mundial de MotoGP ya no volverá a Europa hasta Valencia. ¿Otro lleno?

Fotos

Vídeos