Motor I 6 Horas de Spa

Alonso, con Toyota, sí que puede luchar

Fernando Alonso./Andrej Isakovic (Afp)
Fernando Alonso. / Andrej Isakovic (Afp)

Toyota, gran dominadora en la jornada de entrenamientos libres de las 6 horas de Spa: Alonso le dio los primeros al coche 8 y Kobayashi le dio los segundos al coche 7

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Mucho tendrán que cambiar las cosas para que, salvo accidente o avería, no se vea a Fernando Alonso en el podio de su primera carrera del Mundial de Resistencia. El equipo Toyota Gazoo Racing dominó con claridad y facilidad la primera jornada de entrenamientos libres de las 6 horas de Spa, una prueba que sirve de pistoletazo de salida a la 'súper temporada' 2018-19 del Mundial de Resistencia y, con ello, a la nueva aventura de Fernando Alonso con los sport prototipos.

Alonso cambió el chip desde Azerbaiyán a Bélgica, para ponerse manos a la obra con el TS050, un prototipo que, a diferencia del MCL33 que pilota en la Fórmula 1, está creado para ganar. Ni siquiera la reglamentación que les perjudica para intentar garantizar un poco de lucha en pista parece capaz de impedir que haya un doblete en la cita del sábado, visto lo visto en los libres de este jueves. Toyota dominó con claridad aplastante, tanto en la primera sesión, como en la segunda. La matutina, notablemente más lenta que la vespertina, tuvo al protagonista total del fin de semana al frente de la tabla de tiempos: Fernando Alonso. El asturiano dio 16 vueltas, y en la cuarta logró un 1:58.392 que le permitió encabezar la tabla de tiempos a su coche, el número 8.

Por la tarde, la pista mejoró notablemente y los tiempos bajaron más de dos segundos en líneas generales. Los segundos libres ya comenzaron con algo de retraso, ya que un golpe de una de las carreras soporte del Mundial de Resistencia, la Porsche Supercup, provocó daños en una de las barreras laterales. Cuando se pudo reemprender el trabajo, se demostró que todos los equipos apretaron bastante más. Eso propició más errores: prueba de ellos fueron dos banderas rojas, una provocada por el francés Matthieu Vaxivière, que tuvo un problema con su Oreca del TDS Racing de la categoría LMP2, y la otra por un clásico en las pruebas de resistencia: un mal adelantamiento del Dallara del Racing Team Nederland, de LMP2, a un Porsche de la categoría GTEAm, que acabó con un golpe entre ellos, sin mayores consecuencias.

El más rápido de los segundos entrenamientos libres, y por tanto de la jornada, fue el Toyota 7# gracias al 1:56.172 que marcó el británico Mike Conway. El otro Toyota fue segundo, gracias a una vuelta de 1:58.815, marcada por Kazuki Nakajima, uno de los dos compañeros de Fernando Alonso. Pese a la ventaja con la que acabaron los Toyota con respecto a los LMP1 privados, no demostraron ni mucho menos todo su potencial. En sus redes sociales, el propio FIA WEC compartió la vuelta completa 'on board' de Alonso en los primeros libres, en la que se veía claramente cómo no apuraba ni mucho menos. No hacía falta: en la resistencia no es tan imprescindible ser rápido a una vuelta como en una carrera de monoplazas, donde como mucho se corren dos horas. La pelea por la pole de este viernes, salvo sorpresa, será una lucha a dos entre los coches japoneses, y se prevén tiempos mucho más bajos que ese 1:56. Sólo hay que mirar la pole del año pasado, 1:53, en una prueba en la que además Toyota acabó brillando con un doblete.

En el resto de categorías, el gran rendimiento del debutante en el WEC Pastor Maldonado, otro ex Fórmula 1, llevó a su Oreca 31 del DragonSpeed a ser el más rápido tanto en la primera como en la segunda tanda. El venezolano tiene grandes esperanzas aquí, donde se quiere quitar el mal sabor de boca que le dejó su abrupta y forzada salida del Gran Circo.

Este viernes se disputarán los terceros entrenamientos libres y la clasificación. Fernando Alonso tendrá la oportunidad de marcar la vuelta rápida para su equipo si quiere que salgan primeros, aunque realmente aquí no es de vital importancia. Será una nueva jornada para adaptarse a una nueva competición, un nuevo estilo y una nueva forma de entender las carreras, aunque la primera conclusión está clara: este Toyota es ganador. A diferencia de ese lacónico «ahora podemos luchar», que dijo después de una de las primeras carreras del Mundial de Fórmula 1, este fin de semana sí que podrán luchar, pero no por un quinto o un cuarto y, con muchísima suerte, un tercero: ahora podrán pelear por ganar.

Fotos

Vídeos