Las Provincias

Barreda recorta tiempo al líder del Dakar y espera que los jueces decidan a su favor

  • El castellonense acaba segundo la etapa y llega al último día a 47 minutos de Sunderland, por lo que se encomienda a la reclamación de su equipo

madrid. Si el objetivo de Marc Coma para esta edición era que, a diferencia de otros años, no se conociera al ganador del Dakar hasta los instantes finales, lo ha logrado. Ni en coches ni en motos está todo decidido, si bien sería una gran sorpresa que los dos líderes que han acabado la penúltima jornada de competición al frente de la general no mantuviesen esa posición. Tanto Stéphane Peterhansel como Sam Sunderland han cumplido con lo necesario para llegar a los últimos 64 kilómetros cronometrados.

Peterhansel aumentará su leyenda aún más, siempre que la mecánica le respete. Los 5 minutos y 32 segundos de ventaja que tiene sobre Sebastien Loeb, que le ganó en la misma meta de Río Cuarto por sólo 18 segundos la penúltima jornada, se antojan más que suficientes.

En motos, salvo un problema mecánico, Sam Sunderland se va a convertir en el primer piloto de nacionalidad británica en conquistar el Dakar. Llega a la jornada final con un inmenso colchón de 33 minutos sobre Matthias Walkner. La gran duda es saber quién les acompañará en el podio de Buenos Aires. El ganador de la penúltima etapa fue Paulo Gonçalves. Muy cerca de él acabó Joan Barreda, que sigue esperando la decisión de la ASO con respecto a la reclamación de su equipo. El objetivo era claro: llegar al último día del Dakar con menos de una hora de retraso sobre Sunderland, y ese objetivo lo ha cumplido de sobra. Con el segundo puesto de ayer, 'Bang Bang' afrontará la etapa final a 47 minutos del líder. Y a esperar que la decisión de los jueces vaya a su favor.