Las Provincias

Un asesor con corona

Nico Terol da indicaciones al piloto Jorge Martín. :: aspar team
Nico Terol da indicaciones al piloto Jorge Martín. :: aspar team
  • A la espera de un equipo competitivo en Supersport, el alcoyano no descarta continuar con la labor de consejero la próxima temporada

  • Nico Terol, campeón en 2011, colabora con los pilotos del Aspar Team: «Les transmito tranquilidad, les digo que disfruten»

En cierto sentido, la vida de Nico Terol no ha variado mucho en los últimos cinco años. Sigue tardando un mundo en recorrer el paddock del Ricardo Tormo, donde atiende con una sonrisa cada petición de los aficionados, se siente piloto, un «piloto rápido» y continúa en un mundo donde ha hecho grandes amistades y en el que tiene el respeto sobradamente ganado por su trayectoria: con un Mundial del octavo de litro celebrado en casa y por el que aún siente escalofríos. «Una época difícil» encuadrada dentro de su aventura en Motorsport, donde rascó un podio milagroso y dijo basta a mitad de temporada por la falta de medios y técnicos, ha dado paso a otra que le convence y tiene pinta de seguir haciéndolo. Terol es el asesor con corona de los pilotos de Moto3 del Aspar Team, un box que conoce a la perfección y donde ha rodado, sin ninguna duda, sus mejores kilómetros en el Mundial.

Cuando Aspar le propuso pulir a los jóvenes de su equipo, Terol dijo sí casi sin pensarlo. Lleva dos temporadas desarrollando la labor en Aragón (Motorland) y Cheste, una de sus pistas fetiche. A Francesco Bagnaia y Jorge Martín les espera el alcoyano en el box cada vez que dejan la Mahindra, una máquina que no casa demasiado bien con el Ricardo Tormo. «Me fijo en los cambios de otras motos, por ejemplo, para ver si se puede ir en otra dirección y transmito a los técnicos y dónde están fallando. Si veo otra cosa en pista, transmito una parte a los pilotos y otra a los técnicos», analiza Terol, que destaca el talento de los dos pilotos del Aspar Team y su afán de superación: «Cuando corrijo algo, a la siguiente tanda lo prueban y ven que es efectivo, algo muy gratificante. Les transmito tranquilidad y les digo que disfruten».

A un Terol mucho más maduro la experiencia le está envolviendo hasta, quizás, un punto de no retorno. Mientras lucha por el campeonato de España de Flat Track (es tercero) y espera un equipo competitivo para iniciar una segunda aventura en Motorsport, esa labor de «entrenador» con Bagnaia y Martín le va como anillo al dedo a un piloto que siempre ha destacado por su capacidad de trabajo y metodología. De momento y por calendario y localización, el alcoyano 'sólo' ha actuado como asesor en dos grandes premios españoles, pero ni mucho menos cierra la puerta Terol a seguir con Aspar la próxima temporada.

«Sí, es una idea que me gusta. Tengo muy buena relación con Jorge, me proclamé campeón del mundo con él. Sería bonito, dos campeones del mundo y valencianos juntos... Aún me siento piloto pero es una buena opción», resume Nico, que admite tener una conversación pendiente con Aspar sobre el asunto. La pelea interna de Terol es ésta: sigue pensando y entrenando como un piloto en activo y va a apurar sus opciones para seguir abriendo gas: «Tengo posibilidades para correr, pero quiero canalizarlo bien porque no voy a correr por correr. Si vuelvo, es para estar adelante. Si se tiene que acabar porque no hay opciones... Hoy en día ya sabemos que las cosas están complicadas».

«Navarro me recuerda a mí»

El corazón y la cabeza de Terol lo tienen complicado este fin de semana. Bagnaia, el piloto al que asesora, y Navarro, «un buen amigo», se juegan el podio mundialista. «Lo mejor es que los dos pasaran a Bastianini», resume Nico. Está difícil. Jorge Navarro ha llegado a la última carrera sin opciones de título porque, según entiende Terol, le ha faltado calma en los momentos clave. «Ha estado ahí, pero no ha podido marcar las diferencias para lo rápido que ha sido. En Moto3 y Moto2 marcar diferencias es complicado y le ha podido la presión. Ha querido hacer más de lo que le tocaba en momentos que igual tendría que haber respirado dos veces. Y luego ha tenido mala suerte con las lesiones», mantiene Nico, a quien le hubiera gustado ver a Navarro otro año en Moto3: «Es muy joven y tiene tiempo para disfrutar de Moto2, pero la decisión es suya, si lo ha decidido es porque así lo creía».

Después de contestar afirmativamente sobre si Navarro puede ganar un Mundial, Nico recuerda los entrenamientos con el de la Pobla de Vallbona: «Me recuerda mucho a mí. Estoy muy contento porque es un piloto muy currante y se veía reflejado en mí. Yo le regalaba botas cuando aún no corría el Mundial, y a él le encantaba, entrenaba conmigo... Es trabajador y metódico, me encanta cómo es Jorge. Estoy convencido de que le va a ir muy bien en su carrera».