Las Provincias

Cheste traerá el morbo el día después

Jorge Lorezo, con Yamaha, persigue a una de las Ducati. :: afp
Jorge Lorezo, con Yamaha, persigue a una de las Ducati. :: afp
  • Lorenzo (Ducati) y Viñales (Yamaha) centrarán las miradas de los test para 2017

  • El Aspar Team recupera a Bautista mientras que el trazado valenciano también acogerá el debut de la escudería KTM en la categoría reina

valencia. Con los tres títulos en juego ya decididos, el morbo en el Mundial de Moto GP se dará una vez se baje el telón del campeonato. El martes y el miércoles de la semana que viene se celebrarán los entrenamientos oficiales en el que se verán a muchos pilotos a lomos de sus nuevas monturas. Sin lugar a dudas, la imagen será la de Jorge Lorenzo que cambia el diapasón de Yamaha por los colores rojo y blanco de Ducati, que le ha hecho una superoferta al balear con el fin de colocar a su nueva Desmosedici al mismo nivel que las Honda y las Yamaha.

El año después del título de campeón del mundo -Lorenzo fue el gran beneficiado de la pelea entre Valentino Rossi y Marc Márquez- no ha sido bueno para el español. Va tercero en el Mundial y sólo aspira en Cheste a mantener esa posición ante un Maverick Viñales al que aventaja en 17 puntos. El tercer puesto para Lorenzo está casi asegurado a no ser que se produzca una debacle el domingo. Sería curioso que Viñales, que va a ser el piloto que deje Suzuki para coger el manillar que deja libre Lorenzo en Yamaha, se hiciera con último puesto del cajón del campeonato en el gran premio que cierra la temporada.

Lorenzo empezó muy fuerte el Mundial con tres victorias y dos segundos puestos en las primeras seis carreras. A partir de ahí, sólo un segundo lugar en Aragón se salva de la quema. Ha combinado abandonos con carreras en las que no ha dado la talla. A mitad temporada ya se conocía su fichaje por Ducati, por lo que el idilio de campeón que mantenía con su actual marca quedó en su segundo plano. Maverick Viñales, que este año se ha doctorado con Suzuki en la categoría reina, es la apuesta de Yamaha en la que seguirá un año más Rossi. La marca nipona, además de subir a su moto a una de las perlas de la parrilla, apacigua los ánimos en un box que estaba muy tocado desde el desenlace de la temporada pasada. El hueco de Viñales lo ocupará Álex Rins, que ha visto como el título de Moto 2 se le escapaba debido a la irregularidad acumulada en las últimas carreras. Rins tendrá como compañero de equipo a Iannone, que deja Ducati.

El equipo que renueva totalmente a su dúo de pilotos es el Yamaha Tech 3, que termina su relación con Pol Espargaró y Bradley Smith -que debutan con KTM, una recién llegada a Moto GP tras su buenas prestaciones en las otras dos categorías-. Los huecos los ocuparán el bicampeón de mundo de Moto 2, Johann Zarco, y el alemán Jonas Folger. Hay mucha expectación por ver de qué es capaz Zarco a lomos de una Moto GP. El francés es uno de los pilotos más peculiares de la parrilla.

Aprilia es otra de las marcas que quiere dar un paso al frente y ha apostado fuerte por Aleix Espargaró, que lleva varios años a un grandísimo nivel. En Cheste el catalán lucirá sus nuevos colores junto a otro novato en la categoría, Sam Lowes.

Aspar también renueva a sus jinetes y recupera a Álvaro Bautista, con que el ya fue campeón, La otra Ducati será para el checo Karel Abraham.