Las Provincias

Gonzalo Gobert: «Nunca temí por Cheste, somos los más fuertes de España en Moto GP»

Gonzalo Gobert en la recta principal de Cheste. :: h. e.
Gonzalo Gobert en la recta principal de Cheste. :: h. e.
  • Hace dos meses que el trazado colgó el cartel de completo: «Somos el circuito a imitar por los que optan a un gran premio», asegura el Director del Circuit Ricardo Tormo

El Gran Premio de la Comunitat Valenciana de Moto GP cumple este año su mayoría de edad. El italiano Gianluigi Scalvini (Aprilia), en 1999, fue el primer ganador de una prueba del Mundial. Se impuso en la categoría de 125cc. El último en cruzar la línea de meta fue Jorge Lorenzo (Yamaha), que pasó el primero el año pasado por la bandera a cuadros en una carrera que situó a Cheste como epicentro internacional. La guerra entre Valentino Rossi y Marc Márquez llegó a ser casi una cuestión de Estado. Lorenzo se llevó el Mundial más polémico de los últimos tiempos.

Un año después, la fotografía es distinta. Las tres categorías llegan decididas a la última prueba del campeonato: Binder, en Moto3; Zarco, en Moto 2 y Marc Márquez, en Moto GP son los campeones. El fin de semana será una fiesta. Una celebración con decenas de miles de aficionados en la grada. Además, el Gran Premio de la Comunitat Valenciana, tras una intensa negociación entre la Generalitat y Dorna, se ha garantizado la prueba un lustro más. El Circuit Ricardo Tormo de la Comunitat Valenciana cerrará el Mundial hasta 2021. El director del Circuit, Gonzalo Gobert-Cézzane Teigeiro (Castellón de la Plana, 1969), es de los pocos cargos públicos que ha sobrevivido al cambio político y Moto GP el único gran evento que no ha pasado a formar parte del recuerdo. Es más, el circuito renueva su imagen y ha cambiado el color albero por el tono de barco de guerra. De hecho, ya se le empieza a llamar el portaaviones. Una renovación de marca para dotar de modernidad al evento.

El año pasado Cheste fue una guerra entre los partidarios de Rossi y las aficiones de Jorge Lorenzo y Marc Márquez con el título de Moto GP en juego. En esta edición sólo cabe la celebración porque ya están los campeones decididos. ¿Prefiere un ambiente más tranquilo o la rivalidad llevada al extremo del año pasado?

Este año vamos a estar muchísimo más tranquilos. En 2015 estaba lleno y en esta edición hemos colgado el no hay billetes con dos meses de anticipación. El año pasado nos trajo una cosa que no nos gusta nada que es la tensión, que afortunadamente la resolvimos bien. Hay menos emoción porque sólo está por decidir el tercero de Moto GP y segundos y terceros de Moto 2 y Moto 3 pero viene con mucho interés deportivo, especialmente con el valenciano Jorge Navarro, que hay que ver si logra ser subcampeón. También están pilotos de la tierra como Arón Canet, Héctor Barbera, que está en un estado de forma impresionante, Lecuona...

Parece que hay una nueva hornada de pilotos valencianos con posibilidades que son el relevo de los Terol, Gadea, Faubel...

Efectivamente. El Circuit en la Cuna de Campeones siempre se está reinventando. Lleva casi 19 años en marcha y ha dado sus frutos. Con todo el esquema que se están dando, donde se empuja más a la formación con los refuerzos de la Diputación de Valencia y de Castellón, estamos viendo que empiezan otra vez los frutos a brotar. En Misano hubo cinco pilotos en carrera: Xavi Forés y Héctor Barberá en Moto GP, Iker Lecuona en Moto 2 y Arón Canet y Jorge Navarro en Moto 3. Hay buena salud en el motociclismo valenciano. Además, desde abajo vienen talentos potentes.

¿Colgar el no hay billetes hace dos meses refuerza el trabajo y es un mensaje a Dorna de que Valencia siempre apuesta por el motociclismo?

Moto GP es un buen producto y un buen show. Hay cuatro circuitos en España, no fuimos el primer gran premio en llegar al calendario -fue Jerez- pero creo que somos el mejor porque es el único que llena todo su aforo. Y el de este año con más mérito, ya que no tiene emoción por los títulos. Las claves son aportar novedades en cada edición para los moteros, la dimensión del circuito porque el aficionado sabe que si quiere venir debe comprar por adelantado y en tercer lugar su configuración en forma de estadio. Ves la dinámica de toda la carrera. Además, cerrar la pelouse fue un acierto.

¿Qué novedades hay para este año?

Las escapatorias son nuevas, se han cambiado algunos pianos, la curva 8 se llamará Bernat Martínez, se ha adecuado el estacionamiento, se ha puesto la doble protección en todos los accesos, se han alquilado más terrenos para parking y se han ampliado el número de pantallas hasta llegar a diez. Además, la nueva identidad corporativa era muy necesaria. El logo anterior era difícil trabajar con él. La nueva imagen nos va a dar modernidad.

Este año hay más gradas supletorias. Incluso se habló de ampliar en 20.000 personas más. ¿Sigue adelante esa previsión?

En 2015 se amplió a dos mil personas más y en este serán seis mil. La idea es no subir a más. Pero el plan es que el circuito siga creciendo en sus productos VIP porque son muy rentables y hay la misma ocupación. A nivel de gradas no, porque las carreteras, la autovía, los estacionamientos ya están dimensionados. Si aumentamos se corre el riesgo de que el producto pierda calidad.

Moto GP es el único gran evento que ha sobrevivido al cambio de Consell.

Porque es muy popular, el coste-beneficio está bastante equilibrado y sigue dando alegrías.

El año pasado Ximo Puig se comprometió a que Cheste continuaría. ¿Qué valoración hace de que el Gran Premio siga hasta 2021?

Se ha hecho una buena negociación, no tuve ninguna duda de que se iba a renovar. La Generalitat ha hecho lo correcto y estamos en el top 3 de los mejores grandes premios del mundo, si no somos el mejor. Un matrimonio tan bien avenido como Moto GP y el Circuit va a durar muchísimos años.

¿Dorna, pese a los cuatro grandes premios en España, siempre apostó por Cheste?

Siempre, y no me viene por Dorna, si no por referencias externas, somos el circuito a ir a visitar por futuros postores que desean el producto.

¿Había miedo de que Cheste se quedara fuera?

Ninguno, porque en Moto GP somos el más fuerte de los cuatro circuitos españoles.

¿Comparte la apuesta de la Diputación de Valencia por la base en lugar de inyectar dinero en los grandes proyectos?

Lo creo sin duda. Una Diputación tiene que aspirar a ayudar a cuanto más gente mejor. Una cosa es lo ligado al turismo pero a nivel deportivo hay que apoyar a la base. La Cuna de Campeones ha aportado más de 55 pilotos y tiene una forma de calibrar el talento bastante objetiva. Con esta fórmula de becas le quitas discrecionalidad a la forma de repartir el dinero público. No es lo mismo que alguien diga mi hijo es bueno y dame dinero a que llegue un programa y un técnico con una mesa de profesionales y con pruebas de selección que decida a quién se le da el dinero.

Hay partes del Circuit que han iniciado un camino de privatización para optimizar los recursos. ¿Cómo va el proyecto de convertir el edificio de ocio en un hotel?

Se busca un inversor, promotor y concesionario. Es decir, tiene que poner el dinero, hacer la obra y llevar el hotel. En el último consejo ya perfilamos cómo se iban a enfocar los pliegos. Estamos con una asesoría externa y después del Mundial habrá un consejo y una vez se aprueben los pliegos se saldrá a mercado. Se barajan, según el estudio, entre 45 y 90 habitaciones pero lo tiene que decidir el inversor. Este circuito, sólo con su propio movimiento de eventos ya alcanza un 50% de ocupación.

¿Al margen del Mundial de Moto GP se mantienen el resto de eventos para la nueva temporada?

Los eventos, los consolidados como la Racing Legends y la Nascar se van a mantener. El único evento por el que pagamos es Moto GP. El resto o lo organiza el Circuit o son gratis. Además tenemos otras pistas como la de flat track y la idea es pasar de ser sólo un circuito a convertirnos en un centro deportivo del motor. Para que todos los fines de semana haya actividad en todas las pistas y se concentren aquí más de mil personas.

Tras las carreras, los entrenamientos aportarán su morbo la semana que viene. Ver a Lorenzo con Ducati y a Viñales con Yamaha por ejemplo es una imagen a nivel internacional que pondrá a todos los ojos en Cheste.

Así es. Ya me han confirmado varias personalidades que viene al gran premio de este fin de semana. Aquí se atan muchos contratos para la siguiente temporada y durante dos semanas seremos el centro de atención.