Las Provincias

Cheste seguirá abriendo gas

El éxito de público es una de las claves del GP de la Comunitat Valenciana. :: jesús signes
El éxito de público es una de las claves del GP de la Comunitat Valenciana. :: jesús signes
  • La Generalitat y Dorna se citan el día 20 para renovar por cinco años el Mundial

  • El objetivo es anunciar el acuerdo hasta 2021 antes de la prueba en Motorland y la negociación del canon ha sido una de las claves

A la renovación del Gran Premio de Motociclismo de la Comunitat Valenciana tan sólo le falta la firma para que sea un hecho. Durante los últimos meses, la Generalitat y la empresa Dorna han mantenido contactos periódicos para negociar las condiciones y mantener en el Circuit Ricardo Tormo de Cheste una de las grandes pruebas del calendario. Finalmente, con el acuerdo ya perfilado tan sólo falta la rubrica de las dos partes que, salvo cambio de última hora, se producirá el próximo martes 20 de septiembre.

La próxima carrera del Mundial es en el circuito aragonés de Motorland. La distancia entre Alcañiz y Valencia ronda los 300 kilómetros, una distancia asumible para anunciar el acuerdo y después continuar con el campeonato antes de iniciar el periplo asiático. Está previsto que el máximo mandatario de Dorna, Carmelo Ezpeleta, venga a Valencia para renovar un acuerdo que finalizaba este año. Es el paso definitivo para poder anunciar el calendario de pruebas para 2017, algo que Dorna quiere comunicar en los próximos días. Ezpeleta ya estuvo hace unos meses reunido con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para pulir las condiciones de un acuerdo que en principio garantizaría el Gran Premio de Cheste hasta 2021.

Con el cambio de gobierno en las elecciones de mayo de 2015, la política de grandes eventos que brotaron al abrigo del Partido Popular fue revisada con lupa para mantener su continuidad. Los números del Gran Premio de Motociclismo convencieron al nuevo Consell. Desde el momento que se puso sobre la mesa la posibilidad de que la Comunitat Valenciana corría el riesgo de perder su gran premio -en España se celebran cuatro pruebas en cada campeonato- tanto desde presidencia de la Generalitat como desde la conselleria de Deporte se cerró filas para garantizar que se intentaría prorrogar el acuerdo. El director general de Deportes, Josep Miquel Moya, siempre ha mantenido que el motociclismo es un deporte con mucho arraigo en la Comunitat mientras que el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, mantuvo que en la negociación con la empresa Dorna, que es quien tiene los derechos de MotoGP, no habrían «líneas rojas».

Impacto económico

Los informes del impacto económico de la prueba de Cheste han pesado a la hora de tomar una decisión por parte de la Administración valenciana. El beneficio económico se calcula en más de 30 millones de euros, por lo que todas las partes consideran que es un evento rentable. Además, el trazado valenciano dejaría de tener sentido sin su prueba estrella, que garantiza el lleno en la grada año tras año.

Uno de los puntos más intensos en la negociación ha sido el canon que pagaba la Generalitat para la celebración de la carrera. Una operación que rondaba los 8 millones de euros al año. Ahora habrá que ver cuál es la cifra definitiva para los próximos cinco años aunque es cierto que se han incluido otras contraprestaciones como es la de potenciar la marca Comunitat Valenciana en determinados trazados del Mundial. La idea es atraer a potenciales turistas.

Además, a Dorna le interesa mantener el Gran Premio de la Comunitat Valenciana por el éxito del público. El final del mundial de MotoGP en el circuito de Cheste es sinónimo de fiesta.