El Ayuntamiento, a punto de suspender el ciclocross

Prueba de 2015 en el antiuo cauce. /LP
Prueba de 2015 en el antiuo cauce. / LP

Un informe de Jardines cuestiona la prueba tras veinte años

L. MARTÍValencia

El XXII Ciclocross Internacional Ciudad de Valencia se podrá celebrar el domingo a partir de las nueve de la mañana. Una buena noticia ya que la carrera estuvo a punto de no disputarse por el informe de un técnico del área municipal de jardines, quien había puesto trabas porque los participantes podrían causar algún desperfecto en las zonas verdes del viejo cauce del río Turia, que es donde se disputará la prueba. El área de Jardines la gestiona la concejal Pilar Soriano, del grupo municipal de Compromís.

El presidente de la Federación Valenciana de Ciclismo, Amadeo Olmos, lamentó los problemas a los que han tenido que hacer frente y recordó que es una de las citas referentes a nivel nacional: «Nos han hecho dudar hasta el último momento. La carrera reúne a los mejores de España y lleva más de dos décadas disputándose en el mismo lugar». El viejo cauce siempre ha sido el escenario de la prueba y desde la organización, la Penya Ciclista Campanar y la Fundación Deportiva Municipal, no entienden los problemas surgidos en esta ocasión tras dos décadas celebrándose la carrera.

Maite Girau, concejal de Deportes del Ayuntamiento de la ciudad tildó de «desencuentro» la situación vivida aunque se mostró positiva en la presentación de la prueba, que tuvo lugar ayer por la mañana cuando todavía no tenía la confirmación oficial de que se podía celebrar. «Tengo la palabra de la concejalía de que se arreglará. Es algo más técnico que político porque siempre que ha habido algún desperfecto se ha solucionado», apunto Girau. Pocas horas después, la organización recibía un documento clave para la celebración del ciclocross. Este año la fianza es de 4.000 euros, mil más que en ediciones anteriores.

Por su parte, el director general de Deporte, Josep Miquel Moyà, reconoció que la administración debe trabajar de forma más eficaz. Y se emplazó al día siguiente de la celebración de la carrera para empezar a dar forma a la edición de 2018. En este sentido, la organización no descarta salir del viejo cauce para evitar cualquier problema aunque en ningún caso abandonarían la ciudad de Valencia.

Participación de lujo

Con el tema burocrático solucionado, ahora esperan que la metereología acompañe ya que el año pasado un temporal obligó a suspender la cita en la fecha en la que estaba prevista la disputa del ciclocross.

La del domingo -se celebrará 9 a 14 horas- es la última prueba puntuable para el Campeonato de España y contará con seis categorías en las que participarán alrededor de 700 ciclistas. El campeón nacional de ciclocross en 2013, Aitor Hernández y Javier Ruiz de Larrinaga son algunos de los favoritos. El catalán Óscar Pujol o Kevin Suárez también estarán en Valencia. «El alicantino Felipe Orts (Ginestar-Delikia) tenía otra cita para la Copa Internacional y ha declinado la invitación para correr aquí ante su gente», comentó el seleccionador Pascual Momparler.

El ciclocross de la ciudad fue el primero en España en el que las mujeres realizaron el mismo recorrido que los hombres, este año las hermanas Alicia y Lucía Hernández llegan dispuestas a dar guerra en sus respectivas categorías.

Fotos

Vídeos