El patinaje valenciano tiene una nueva estrella

Inés Luna, con las medallas conquistadas en Portugal.
Inés Luna, con las medallas conquistadas en Portugal. / IRENE MARSILLA

«Siempre tengo que explicar qué hago y dónde compito», lamenta la patinadora, que participará en los World Roller Games Inés Luna es campeona europea junior de la prueba de velocidad y ahora su objetivo es conseguir el Mundial

MARIAN HINOJOSA VALENCIA.

Cuando se habla de patinaje de velocidad la gente suele preguntarse en qué consiste y de qué forma se practica. «Siempre tengo que explicar qué hago y dónde compito», lamenta Inés Luna, actual campeona de Europa junior en patinaje de velocidad. Su primer contacto con este deporte fue a los seis años, en una de las actividades extraescolares que ofrecía el colegio. «Probé con mis amigas y me gustó mucho», resalta la valenciana. No fue hasta los diez cuando se metió de lleno en el mundo de las competiciones. «Empezó como un hobbie y acabé compitiendo», añade entre risas la joven.

Luna asegura que lo que más le llamo la atención de los torneos fue el ambiente que hay «porque estás con gente con la que tienes muy buena relación, que te ayuda, te aconseja antes de comenzar una carrera, al final somos un equipo y si tu no ganas pero uno de ellos sí, te alegras igual». La patinadora tiene muy claro que «no todo es ganar, es sólo un valor añadido».

A sus 17 años tiene que compaginar los estudios con el deporte ya que como ella misma admite «no se puede vivir del patinaje». Actualmente compite con el Club Ciudad de Turia. «Somos como una pequeña familia, siempre me acompañan en cada competición, somos un gran equipo», destaca la joven.

A pesar de las dificultades que surgen al compaginar las competiciones y los estudios la corredora describe el patinaje como «la forma de evadirme de la rutina», algo que hace que sea un estímulo más a la hora de afrontar esa doble actividad. «Entrenar cada tarde, incluso en verano, merece la pena», destaca Inés, que no tendrá vacaciones ya que estará entrenando para los World Roller Games, a los que ha sido convocada con la selección. «Me quedo sin verano pero no me importa», concluye. La deportista compitió por primera vez en Lagos (Portugal) en el Junior Europeo y consiguió dos medallas; un oro en los 100 metros y un bronce en los 300 metros contrareloj. «Ha sido una experiencia increíble», añade la patinadora, que tiene muy claro que esa experiencia tiene que ser el paso previo al patinaje profesional: «Como era mi primer Europeo me han ayudado mucho mis compañeros y he podido aprender mucho de los profesionales que se encontraban allí».

La valenciana afrontó con nervios la final de los 100 ya que, a pesar de tener asegurada una medalla porque competían tres patinadoras, ya había tenido una eliminación por salir antes de tiempo en una prueba anterior. «Ya tenía una carrera nula y si volvía a fallar me eliminaban, por eso tenía la presión añadida», recuerda. Los nervios le hicieron centrarse más en la carrera: «Me gustan porque me hacen esforzarme más». Cuando cruzó la meta y se proclamó campeona fue toda una sorpresa «porque me esperaba una medalla en el 100 metros, pero no la de oro», cuenta emocionada.

El campeonato de Europa es el logro que más guarda en su memoria y no sólo porque es el más reciente «sino porque es la máxima victoria que he conseguido en mi carrera, aunque mi primera victoria en el campeonato alevín, también la guardo con mucho cariño». Inés Luna consiguió con su oro europeo el pasaporte directo al Mundial de Patinaje de Velocidad 2017, los World Roller Games, que se celebra del 1 al 8 de septiembre en China y al cual asistirán nueve patinadores españoles. Inés será la única participante valenciana en el Mundial. «Estoy muy emocionada por la convocatoria para el Mundial» asegura, un reto que ya se ha convertido en su próximo objetivo: «Ganar el Mundial es lo más alto a lo que puedes aspirar en este deporte». En agosto tendrá que entrenar cada día para prepararse físicamente para el gran reto «ya que es una sacrificio muy grande, pero por estar en los World Roller Games merece la pena» asegura. Su progresión invita a confiar en que su estreno mundialista sea igual de brillante que su actuación en tierras portuguesas.

Fotos

Vídeos