«Ocupo con carreras el 80% de mis vacaciones»

Aventura por los Pirineos. Vicente Herrera, durante el Trofeo Grand Vignemale, carrera de montaña de 45 kilómetros. Tardó 7 horas y 35 minutos / lp
Aventura por los Pirineos. Vicente Herrera, durante el Trofeo Grand Vignemale, carrera de montaña de 45 kilómetros. Tardó 7 horas y 35 minutos / lp

Vicente Herrera | Corredor de la SD CorrecaminosTrabaja como investigador en Suiza: «Esto es una forma de hacer turismo. He ido a países como Austria o Liechtenstein»

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA

valencia. «Cada una es para mí una aventura». Lo dice Vicente Herrera, quien a sus 40 años es todo un veterano de las carreras. «Llevo 15. He corrido en asfalto, pista, montaña... en verano aprovecho para tocar más la montaña. Intento no repetir. Es eso del coste de oportunidad, mientras vuelves a una no pruebas otra nueva», comenta este valenciano afincado desde hace algún tiempo en Suiza: «Soy ingeniero, hice el doctorado y me saqué aquí una plaza de investigador».

El cambio de residencia y, mucho menos, el empleo no le han quitado tiempo para su gran pasión. «Siempre llevo encima las zapatillas. Creo que en todo el año estaré diez días sin correr. Para mí descansar es irme 20 minutos a trotar lento, para desconectar tras la jornada», comenta. El trabajo le permite entrenar y también ha hallado en Ángela, su mujer, una cómplice: «Ella no puede correr, pero salimos a caminar. Cuando voy a alguna carrera, ella me acompaña. Vamos a buenos hoteles y ella lo pasa bien, le gusta el ambiente».

Todo ello le ha convertido en un trotamundos con dorsal. «Ocupo con carreras el 80% de mis vacaciones», sostiene Vicente Herrera, que precisa: «Es una forma diferente de hacer turismo. He ido por toda España y a países como Francia, Italia, Austria, la República Checa, Estados Unidos, Canadá o Liechtenstein». La semana pasada hizo el Montafon Arlberg Marathon. Su objetivo era entrar en el top-10 y no sólo lo consiguió (fue décimo), sino que se subió al podio en su categoría de mayores de 40. «Dentro de poco volveré al Tirol», avisa.

EN DOS FRASES«Correr es como la vida, hay que ir superando obstáculos: la facultad, buscar un empleo...» «Soy competitivo, pero trato de encajarlo todo con optimismo. Hay gente que se obsesiona demasiado»

A otra carrera. A otra aventura. Siempre con la camiseta de la SD Correcaminos: «Es uno de los mejores clubes, vi que organizaba buenas carreras como el Maratón de Valencia y el Medio Maratón, y me apunté. Y sigo con ellos aunque ahora no viva allí». Vicente tiene miles de anécdotas. «Recuerdo una vez por Francia que fui sin tener mucha información. Había que subir un glacial y luego descender. Iba en pantalón corto y bajé como si fuera en un trineo. Después tenía el trasero en carne viva», relata.

Cada historia es un tesoro. «Hay gente que acaba no disfrutando, que se marca una meta y se deprime si no lo consigue. Yo soy competitivo, me gusta lograr mis objetivos, pero si viene otro y te gana, se le da la mano y ya está», asegura. «En Liechtenstein hace un mes quedé tercero... pero igual en otra haces mejor carrera y quedas el 50», señala Vicente, quien concluye: «Ya te digo que esto es una filosofía de vida, pelear por aquello que te hace feliz».

Fotos

Vídeos