El mejor triunfo para Victoria

Victoria juega de volea durante su final de ayer contra Ana, celebrada en la calle de Borbotó. / fpv

La joven de Rafelbunyol alza el Individual de raspall al derrotar a Ana de Beniparrell «Cuesta un poco compaginarlo, pero si quiero seguir en la pilota he de sacar buenas notas», comenta la joven de 15 años

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Victoria se acerca a la pelota. La mira unos instantes. Da unos pasos atrás. Avisa a su rival de que la va a poner en juego. Lo tiene hecho. Ana observa con resignación cómo su rival raspa para trazar una parábola sencilla y perfecta para no darle ninguna opción. «Estoy un poco fastidiada porque ha sido en un fallo mío», comenta después de la ceremonia de trofeos la joven de Beniparrell. Había dejado escapar la posibilidad de ser la primera mujer en alzar dos veces el Individual de raspall, que en 2017 ha cumplido su séptima edición. «Yo la verdad esperaba ganarlo dentro de dos años», apunta Victoria.

Ella está a punto de cumplir 16. Se divierte con la pilota, aunque no lo exterioriza. Ni un gesto de euforia cuando quiebra el saque de Ana para adjudicarse el torneo. Cuando le entregan el trofeo, han de instarle a que lo alce por encima de su cabeza para las fotografías. «Me alegra más ganar este campeonato porque te lo has de trabajar tu sola, no dependes de una compañera... aunque también me hacen ilusión los de clubes», asegura.

No partía como favorita para la partida por el título de primera categoría, que culminó el programa de finales del Individual de raspall femenino, celebradas en la calle de Borbotó. Ana empezó a perder en la reballà. Inició en el resto, lo que le obligaba a ganar un juego desde el resto. A punto estuvo de hacerlo en el primero, donde gozó de val y 15. «He tenido esa oportunidad. Habría logrado una gran ventaja porque nosotras dependemos mucho del saque, pero no ha podido ser», señaló la jugadora de Beniparrell, que además se lesionó durante ese parcial: «He estirado demasiado la pierna, pero no ha sido determinante para perder».

Victoria retuvo su saque en ese juego y en todos los siguientes. Con 20-15, a la segunda oportunidad que le concedió su rival, conquistó el título. «A partir de ahora, a seguir entrenando para llegar a las finales y pasarlo bien. Y a estudiar. Cuesta un poco compaginarlo, pero si quiero seguir en la pilota he de sacar buenas notas», señala.

Es la condición que les han puesto en casa a ella y a su hermano, Carlos. Sus padres les apuntaron a pilota desde que ellos vieron jugar en el colegio, les gustó el deporte y empezaron a pedirlo con insistencia. Por eso y porque los dos chicos iban a destrozar el pasillo de casa. Ahora Victoria va a empezar primero de Bachiller. Ana iniciará la facultad. «He entrado a biotecnología, la carrera que quería», precisa, esforzándose por esbozar una sonrisa. Paradójicamente, después del curso del selectivo interna en Cheste, el inicio de la etapa en la facultad le permitirá entrenar más.

Fotos

Vídeos