HISTORIAS DE 42,195 KM

José Serrano vende kilómetros por kilos de alimentos

José Francisco, tras finalizar el maratón de Berlín. / lp
José Francisco, tras finalizar el maratón de Berlín. / lp

LOURDES MARTÍ

José Serrano se enfrentaba en 2016 a su quinto Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP. Hacía un lustro que se había iniciado en la prueba reina de la ciudad y quería que sus zancadas fueran significativas: «Pensé en vender mis kilómetros entre mis amigos». ¿El precio?: «Un kilo de comida no perecedera o artículos de higiene».

En un principio le dio difusión entre su círculo más cercano: «La voz se fue corriendo y al final tuve que agrupar kilómetros. Recogimos unos 180 kilos». La ayuda incluso llegó de diferentes puntos de Europa: «Amigos desde Alemania y Suecia hicieron compras por internet y fui a recogerlas, al final colaboraron unas 70 personas».

José da un significado enorme a ese pequeño gesto: «A la semana siguiente lo entregamos en la gran recogida que montó el Banco de Alimentos». La experiencia fue tan gratificante tanto para el propio José como para todos los que compraron esos kilómetros que este año quiere repetir iniciativa: «Ya se lo he comentado a mi gente y muchos se habían interesado ya nada más terminar la carrera el año pasado, es una manera de involucrar a mucha gente. No me planteo ninguna meta pero queremos hacer algo más grande para poder ayudar a más personas».

«Si las fechas vuelven a coincidir con la gran recogida del Banco de Alimentos lo donaré allí, de no ser así buscaré alguna otra entidad que también ayude a los más necesitados», añade. Para el 19 de noviembre, además del reto solidario, este atleta de 38 años se ha marcado un objetivo deportivo: «Si estoy bien, quiero hacer una marca más significativa y bajar de las 3 horas y 30 minutos aunque tengo claro que lo importante para mí es disfrutar".

Aunque casi siempre corre solo, el año pasado hizo de liebre de un compañero de trabajo: «Le lié un poco para que participara y fui acompañándolo, fue una experiencia muy bonita también». La pasión de José por la carrera a pie va ligada a su trabajo: «Empecé hace unos diez años, trabajo en el Instituto de Biomecánica y muchos días salgo a correr por la playa para despejarme». Tras sus primeros kilómetros por la arena, también probó la montaña: «Hago también trail, me gusta ir alternando». Además de en el Maratón de Valencia, también ha participado en los 42.195 metros de Berlín: «Es espectacular pero correr por tu ciudad es diferente, pasas por lugares donde sueles ir con los tuyos, tus amigos y familiares están entre el público, la animación y el ambiente es increíble. Además, el crecimiento de los últimos años es espectacular».

Fotos

Vídeos