Una intoxicación alimentaria deja a España fuera del Europeo Sub-21 que se disputa en Valencia

Un joven juega con un stick en la puerta del hotel junto al jefe de equipo de la Sub-21.
Un joven juega con un stick en la puerta del hotel junto al jefe de equipo de la Sub-21. / jesús signes

Una treintena de deportistas, la mayoría de ellos jugadores de las selecciones masculina y femenina, recibieron atención médica urgente

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Una treintena de deportistas, la mayoría de ellos jugadores de hockey de las selecciones masculina y femenina Sub-21 de España, sufrieron una intoxicación alimentaria en el hotel donde se alojaban para disputar el Campeonato Europeo de esta categoría. Seis de los afectados continuaban hospitalizados ayer por la tarde con un cuadro clínico de vómitos, diarrea, fiebre y dolores abdominales, según informaron fuentes médicas. Entre los intoxicados se encuentran también dos árbitros y tres miembros del cuerpo técnico. Todos ellos estaban alojados en el mismo hotel de tres estrellas, cuya dirección está colaborando con la Guardia Civil y las autoridades sanitarias para localizar el foco de la intoxicación.

Los afectados empezaron a sentirse mal el viernes por la noche horas después de cenar pizzas y tortillas en el hotel. Aunque uno de los jugadores de hockey fue trasladado al Hospital Casa de Salud, sus compañeros decidieron disputar el partido contra la selección de Bélgica, que perdieron 0-1, pese a la alteración intestinal y los vómitos que sufrieron poco antes de comenzar el encuentro. A la noche siguiente comenzaron a sentirse mal hasta 13 jugadoras de la selección femenina, por lo que el jefe de equipo de la Sub-21, Andrés Sigalat, llamó al teléfono de emergencias 112.

El Centro de Coordinación de Emergencias activó entonces el protocolo para estos casos con el aviso a un equipo médico formado por seis personas. La Guardia Civil también se desplazó al hotel y realizó las primeras indagaciones para determinar el origen de la intoxicación. Según informaron fuentes de la cadena propietaria del hotel, en el establecimiento donde ocurrieron los hechos «se manipulan los alimentos pero no se elaboran», ya que son suministrados por una empresa externa de catering. Un responsable del hotel afirmó a LAS PROVINCIAS que se han apartado varios productos alimenticios para que las autoridades sanitarias puedan analizarlos.

La Federación Española de Hockey, cuyos directivos se alojaban en otro hotel, informaron en un comunicado de que tanto la selección femenina como la masculina se retiraron del Europeo Sub-21, que se disputó en el polideportivo Virgen del Carmen-Beteró en Valencia, como consecuencia de las intoxicaciones. El ente federativo detalló que el pasado viernes «varios integrantes de la selección masculina se sintieron indispuestos durante la noche», y esta situación se reprodujo el sábado por la noche en la delegación femenina, así como en dos oficiales del torneo. Las jugadoras, como ya sucedió con los chicos la noche anterior, fueron trasladadas a los centros hospitalarios Casa de Salud y Hospital Vithas Nisa 9 d'Octubre de Valencia para ser atendidas.

A la vista de lo acontecido, el máximo responsable médico de la Federación Española de Hockey y su homónimo en el torneo europeo decidieron que los dos equipos se retiraran de la competición. De esta forma, el equipo de Jordi Alastrue no pudo jugar contra Irlanda por la quinta plaza; y el combinado masculino tampoco pudo disputar el partido por la tercera plaza ante Alemania. Santiago Deó, presidente de la Federación Española de Hockey, visitó ayer a las deportistas hospitalizadas. Dos de ellas son hermanas y juegan en el Club Hockey Pozuelo.

Las causas de estas intoxicaciones no se conocerán con exactitud hasta que las autoridades sanitarias cotejen las pruebas médicas con los resultados de los análisis de varios productos alimenticios, según informaron fuentes de la Conselleria de Sanidad.

Fotos

Vídeos