Día de finales de Copa en Beteró

Dos jugadoras, en la semifinal entre el Egara y el Club de Campo. / gabi juan
Dos jugadoras, en la semifinal entre el Egara y el Club de Campo. / gabi juan

En categoría masculina, el RC Polo y el Egara se jugarán la Copa del Rey, tras una jornada marcada por la intensa lluvia El Club de Campo de la valenciana Amparo Gil intenta reeditar el título ante el Junior

LOURDES MARTÍ VALENCIA.

Un paréntesis de 40 minutos por la lluvia fue la nota más llamativa de una jornada en la que se decidieron los finalistas de la Copa del Rey y de la Reina Iberdrola de hockey. El RC Polo y el Egara se disputarán el título en categoría masculina mientras el Club de Campo de la valenciana Amparo Gil intentará reeditar su título frente al Junior FC.

Será la tercera vez consecutiva que madrileñas y catalanas se jueguen el campeonato. En las últimas dos ocasiones, el equipo de Gil ha logrado la victoria.

El Club de Campo logró el pase a la final después de remontar al Egara. Marta Llobet anotó el primero pero Rebecca Grote en dos ocasiones, Begoña García y Beatriz dieron la vuelta al marcador en un partido en la que Gil volvió a ser protagonista. No desesperó el rival, quien hizo el segundo y último a falta de ocho minutos para el pitido final. Cuatro a dos en el electrónico y el Club de Campo de nuevo logró el pase para la final. La afición del Egara reconoció el esfuerzo de sus jugadoras y las despidió con una gran ovación.

En la segunda semifinal, la intensidad y el equilibrio volvieron a mandar aunque la victoria del Junior FC ante el RC Polo fue contundente. Anna Gil, Cristina Guinea, Carlota Petchame y Mariona Serrahima anotaron. Un resultado que llena de confianza a un equipo que espera esta vez sí salir victorioso en el partido de hoy a las 11 horas. Antes se habrá disputado el tercer y el cuarto puesto entre las perdedoras de los choques de ayer.

Las semifinales masculinas arrancaban con, todavía, una soleada tarde. El RC Polo llegaba al descanso con dos a cero a favor frente a un Barcelona que no lograba batir al rival. Una nube gris cubrió el polideportivo de Beteró para dejar paso a una tromba de agua que dejó prácticamente impracticable el campo olímpico. Con los jugadores a cubierto la lluvia empezaba a debilitarse y después de tres comprobaciones por parte de los técnicos y la supervisión del colegiado se dio inicio al encuentro. Los encargados de cuidar el césped intentaban empujar el agua con cualquier objeto, utilizaron hasta mesas plegadas para intentar dejar el campo en condiciones.

Con el terreno de juego a punto, los protagonistas volvieron a salir y tras un breve calentamiento se reinició el encuentro. Quedaban 9 minutos y 52 segundos para cerrar el tercer cuarto. El cansancio que supone jugar en estas condiciones no afectó al RC Polo, que todavía anotó otro tanto más. El Barcelona marcó por su parte el del honor.

El imprevisto climatológico obligó a retrasar la segunda semifinal una hora. A las 18 el Atletic Terrasa y el Egara jugaron uno de los partidos más emocionantes de la jornada. Valió la pena aguantar la lluvia por parte de los espectadores que llenaban las gradas.

El Egara dio la sorpresa y se coló en la final (2-1), que disputarán este domingo a las 13 horas. Antes, los equipos perdedores se disputarán el tercer y cuarto puesto en un duelo que dará comienzo a las 9 horas.

Fotos

Vídeos