David Casinos pedalea hacia Tokio 2020

David Casinos sostiene en brazos a Cayetana, su hija, durante el acto de ayer. / jesús signes

«La llama de la ilusión se ha apagado, es el momento de despedirme del deporte que me ha dado tanto», anuncia el lanzador adaptado El valenciano cambia el atletismo por el ciclismo en pista

IGNACIO TORTAJADA VALENCIA.

Después de cosechar cuatro oros y un bronce en los últimos cinco Juegos Paralímpicos, David Casinos deja el atletismo. Así lo anunció ayer el deportista valenciano en la sede de la Fundación Trinidad Alfonso. «Cierro un ciclo. Ahora necesito estar ilusionado con algo nuevo», afirmó. Y esas ganas de levantarse cada día para entrenar las ha hallado encima de una bicicleta: el de Moncada peleará por estar en Tokio 2020 en la competición del ciclismo en pista.

La disciplina en la que va a participar es la de los 200 metros sprint en un tándem en compañía de José Antonio Villanueva, medallista de plata paralímpico en Londres 2012 y bronce en persecución, y junto Eloy Izquierdo. «Siento que he de decir adiós y pensar en el futuro, la ilusión se había diluido», reiteró Casinos. Es por ello, que ha decidido buscar esa ilusión en un deporte que ya practicaba antes de perder la visión junto a su hermano gemelo y en el que ha participado en diferentes competiciones.

En el acto, en el que su mujer Celia ejerció de maestra de ceremonias, participaron, junto a él, Alberto Jofre, director gerente del Comité Paralímpico Español, y Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso. Ambos recordaron lo importante que ha sido David Casinos para el deporte paralímpìco español tanto nacional como internacionalmente y reconocieron la capacidad de superación del atleta.

La directora de la Fundación declaró que Casinos ha sido uno de los mejores embajadores de la institución y aseguró: «Es un símbolo del deporte en mayúsculas». Es por ello que se ha convertido en el primer deportista paralímpico en incorporarse como preferente en la asociación FER. «Has sido un ejemplo de vida de superación por tu capacidad para sonreír y luchar, y has demostrado que tienes todos los valores de la cultura del esfuerzo. No ha sido fácil, pero te has mantenido fiel a tus principios», le elogió Elena Tejedor al deportista, mientras reconocía sufrir una profunda sensación de tristeza.

Por su parte, Alberto Jofre, desde el Comité Paralímpico Español, quiso remarcar la capacidad de aguante del deportista y su facilidad para «sacar ventajas de las desventajas». Jofre agradeció a David Casinos 16 años de alta competición y de numerosos éxitos. Desde el Comité catalogaron a Casinos como «deportista completo» y reconocieron la suerte del deporte español de poder contar con un atleta como él.

Desde que nació, David Casinos ha sido un ejemplo de superación en sí mismo. Su infancia estuvo marcada por dos grandes ejes: el deporte y la diabetes, enfermedad que desencadenó que perdiese la visión cuando tenía 19 años.

«El éxito es solo cuestión de estar loco», aseguró el atleta paralímpico, que nunca ha dejado de luchar por conseguir sus sueños. Casinos ha participado en los cinco últimos Juegos Paralímpicos. Ha logrado tres medallas de oro en peso en Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008, y una en disco en Londres 2012. El de Moncada también obtuvo un bronce en esta misma especialidad en Río 2016. Junto a esto, ha participado en 9 campeonatos del mundo y en 7 de Europa.

«De lo que más orgulloso estoy de estos años es de haber remontado mi vida. Convertí la oscuridad en una oscuridad brillante y he formado una familia», declaró ayer. En la despedida, el deportista estuvo rodeado en todo momento de compañeros del mundo del deporte y de sus familiares, entre la que destaca su hija, Cayetana.

Cada meta, un reto. Cada reto, un logro. Y cada logro, toda una lección. Ese ha sido el difícil recorrido de David Casinos. Y es que, con 45 años, David cree más en sí mismo que en cualquier obstáculo que se le interponga en el camino. Por eso, el deportista hoy mira hacia Tokio 2020 pedaleando en la bicicleta.

Más

Fotos

Vídeos