BÉISBOL

El Astros Valencia se queda sin la Federations Cup tras sufrir su única derrota del torneo

R. D.

valencia. El deporte guarda en ocasiones desenlaces inesperados y crueles. Así lo experimentó ayer el Astros Valencia, que se quedó sin la Federations Cup de la que ha sido anfitrión y en el que contaba sus partidos por victorias. La primera y única derrota ha tenido que llegar en el peor momento, esto es, en la final y frente a un rival, el Borgerhout Squirrels, al que había doblegado con facilidad en la liguilla (11-5).

Ya se sabía en el cuerpo técnico del equipo valenciano que la clave iba a estar en los lanzadores. Los belgas también eran conscientes de ello y se guardaron al mejor para la última jornada. De forma precisa, colocaba la pelota de forma que para los jugadores del Astros batear era casi misión imposible.

El Borgerhout Squirrels, además, consiguió sus cuatro carreras en las primeras tres entradas de la final disputada en el viejo cauce del Turia. El Astros Valencia reaccionó y recortó distancias mediado el encuentro. Esto espoleó a los anfitriones, que lo intentaron todo hasta la última entrada, en la que pelearon por, al menos, conseguir dos carreras que igualase la final. No lo lograron y los belgas ganaron 4-2.

El desenlace de la semana en que Valencia ha acogido el mejor béisbol europeo ha tenido un desenlace amargo. Con este resultado, el conjunto valenciano disputará casi con total seguridad la misma competición continental la próxima temporada, después de haber conquistado en el presente ejercicio la Copa del Rey. La otra alternativa es lograr un billete para disputar la Champions. Esto se antoja imposible, ya que debería ganar la Liga, en la que existen opciones matemáticas, aunque son remotas.

Fotos

Vídeos