Voleibol

Un ascenso que sale caro

Actual plantilla del Club Voleibol Valencia. / LP
Actual plantilla del Club Voleibol Valencia. / LP

El Voleibol Valencia busca ayudas para poder competir

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

No todo en la ciudad de Valencia son grandes contratos deportivos. Hay equipos en los que la devoción es el ingrediente principal y en ese paquete está el Club Voleibol Valencia. Pagar por jugar. Pagar más por intentar ascender de categoría. Hace dos años, con unas eliminatorias disputadas en Valencia, el equipo se ganó el derecho como campeón a subir a la Superliga 2. La falta de apoyo económico sepultó el éxito deportivo.

Esta temporada, como también hicieron la campaña anterior, lo van a volver a intentar. Lo hacen por orgullo. Después la realidad ya se encarga de abofetear lo que se puede ganar en la cancha. El Club Voleibol Valencia cuenta con un presupuesto de unos 80.000 euros, de los que un 10% sale de la ayuda del Ayuntamiento. La conselleria de Deporte sólo aporta 400 euros al año, una cantidad que no da ni para pagar las licencias. El resto, del bolsillo de los jugadores.

"Los senior pagan unos 500 euros al año de su bolsillo para jugar. No tenemos ayudas privadas y la pública es muy insuficiente", señala Alejandro Sanabria, presidente de la entidad. Para jugar la fase de ascenso la directiva del Voleibol Valencia se ha tenido que reunir para tomar una decisión que representa un gasto extraordinario. "Tras meditar unos días nuestros jugadores y técnicos han decidido acudir a Madrid. En Valencia quedamos campeones y la anterior campaña quintos. En ambas temporadas podríamos haber subido de categoría pero las dificultades económicas lo impidieron", señalan desde el club.

A la fase de ascenso de este año, que se celebrará en la localidad madrileña de Pinto entre el 20 y el 22 de abril, se une el handicap de que coincide con la celebración de la final de la Copa del Rey de fútbol, que se jugará en el Metropolitano. Un detalle que ha provocado que el precio de los establecimientos hoteleros se hayan encarecido. "Pese a todo, vamos a hacer un esfuerzo de nuestro bolsillo para estar", apunta Sanabria. Los rivales son el Pinto y el Recuerdo madrileños, el Sabadell, el Cádiz y los andorranos del Encamp.

El Voleibol Valencia juega en Primera Nacional y su zona de juego es la costa mediterránea y las Islas Baleares. Todos los viajes son sufragados con las cuotas. "Además, los jugadores del primer equipo pagan más que los niños. Nuestro interés está en fomentar la cantera, con la que ya hemos conseguido algunos éxitos a nivel nacional", apunta el presidente. Un canterano paga al año entre 300 y 400 euros.

El equipo, que juega sus partidos como local en el pabellón de Benicalap, lleva dos décadas tocando puertas para lograr ayudas que le permitan dar un salto de categoría. "Valencia tiene la posibilidad de tener un equipo en la élite del voleibol y a nosotros nos llenaría de orgullo representar a la ciudad por toda España. Ahora, con el dinero que disponemos, es impensable", finaliza Sanabria, que anuncia que van a iniciar una campaña de recogida de donativos para poder aspirar a nuevas metas.

Fotos

Vídeos