Las Provincias

Pere, un valenciano en la guarida de los 'All Blacks'

Pere Fernández señala dónde está su nueva academia. :: j. ramírez
Pere Fernández señala dónde está su nueva academia. :: j. ramírez
  • El rugbier, de 19 años y forjado en el CAU, ha sido internacional en las categorías inferiores y le fichó uno de los equipos más potentes de España

  • El jugador, uno de los diez elegidos por la Otago Rugby Academy

La familia Fernández Olmos nunca olvidará el 15 de abril de 2017. Ese día recibió una carta que rezaba sí: «Señor Fernández: Es usted uno de los admitidos en la Otago Rugby Club Highlander...», recita Gema. El escrito iba dirigido a su hijo mayor, Pere, quien se convertía así en el primer español en acceder a la Otago Rugby Academy Highlanders de Nueva Zelanda, la mejor academia en un país en el que este deporte es casi una religión. «Nos sugirieron que le presentáramos pero no pensamos que sería aceptado. Enviamos el curriculum y resultó ser uno de los diez seleccionados», prosigue su madre.

Pero para que el sueño de Pere y de una familia en la que el balón ovalado es una forma de entender la vida se cumpliera quedaba mucho: «Necesitábamos una gran cantidad de dinero porque allí es todo muy caro y teníamos menos de un mes para conseguirlo». Se pusieron en marcha: «Yo en Valladolid seguía entrenándome, todo el mérito es de mis padres, mi hermano y todo el mundo que ha puesto su granito de arena para ayudarme», comenta Pere. El trabajo tuvo su resultado. Emocionados recuerdan el respaldo que han encontrado sobre todo en el mundo del deporte que tanto aman. Los Fernández Olmos dieron las gracias ayer en un íntimo acto. En la sala de conferencias de la Petxina estuvieron miembros del CAU, el equipo de la vida de Pere. Pero también hubo representantes del resto de equipos de la ciudad como Les Abelles o el Tatami entre otros. Porque la elección de este valenciano no es casualidad: fue campeón de Europa y subcampeón del Mundial Trophy con las inferiores de España y en el CAU forma parte de la conocida 'generación del 97'. Hace dos años se marchó al VRAC Quesos Entrepinares de Valladolid, uno de los mejores clubes de España.

A la cuna de los 'All Blacks' se lleva un pedacito de Valencia. Un polo abrigado del CAU no faltará en la maleta con la que partirá hacia el sueño que arrancará el próximo domingo con parada en Argentina: «Allí conoceré en persona a mi agente e iremos a Nueva Zelanda». Si fue duro el proceso de selección, lo que queda tampoco será fácil: «En los próximos tres meses y medio estaré en un centro de alto rendimiento y una especie de universidad estudiando inglés. Luego me harán un examen de este idioma, que aprobaré, y a partir de ahí me marcharé al equipo que se haya fijado en mí». Pere estará lejos de los suyos durante al menos un año, pero su madre le recuerda que siempre irá acompañado: «Aunque no me veas, estaré detrás de ti».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate