Las Provincias

MUNDIALES DE SIERRA NEVADA

España, plata en boardercross por equipos

Lucas Eguibar y Regino Hernández saludan en el podio.
Lucas Eguibar y Regino Hernández saludan en el podio. / Julio Muñoz (Efe)
  • Eguibar y Hernández quedaron segundos en la prueba en la que el equipo de EE UU logró el oro y el de Canadá, el bronce

El vasco Lucas Eguibar y el ceutí de la federación andaluza Regino Hernández -ambos en su día campeones del mundo júnior- han logrado este lunes la medalla de plata en la prueba de boardercross por equipos de los Mundiales de Sierra Nevada, la segunda de España en estos campeonatos, en una prueba que ganó Estados Unidos y en la que Canadá capturó el bronce.

'Luki', nacido hace 23 años en San Sebastián, que el domingo había logrado el subcampeonato mundial en la disciplina de snowboard en la que varios contendientes se miden en un circuito con saltos, módulos y curvas peraltadas, capturó un nuevo trofeo este lunes con Regino, de 25, en una prueba en la que se impusieron los estadounidenses Hagen Kearney y Nick Baumgartner. Al igual que el domingo, en eliminatorias, pero que en esta ocasión eran de cuatro en cuatro. Y en la que nada más llegar a meta el primero en salir de cada dúo, se abría el portillón de salida, iniciando su bajada el segundo.

Regino, nacido en Ceuta y que pertenece a la federación andaluza, se había marchado triste y lleno de rabia el domingo, al quedar eliminado en la primera ronda de una prueba en la que había marcado el tercer mejor tiempo de la calificación, por detrás del francés Pierre Vaultier y de 'Luki', que fueron los que acabaron copando las dos primeras plazas mundiales.

Veinticuatro horas más tarde y ahora sí con condiciones invernales, después de una primera semana muy calurosa, Regino -campeón mundial júnior en 2011, dos años antes que Eguibar- se repuso. Y demostró, junto al talentoso rider cantábrico, que España es una potencia en esta disciplina, a un año de los Juegos Olímpicos de PyeongChang, en Corea del Sur.

Eguibar se sobrepone al cansancio

Casualidad o cortesía para con el anfitrión, en primera ronda España sólo tuvo dos rivales, el segundo equipo de Austria y el primero de Australia, en el que corría Alex Pullin, bronce el domingo. El dúo hispano, para el que Regino completó siempre la primera posta; y Luki la segunda; pasó primero, clasificándose junto a los austríacos.

Y repitió primer puesto en la semifinal, en la que relegó al segundo puesto a Baumgartner y a Kearney, a la postre vencedores de la prueba. Por la parte baja del cuadro, los canadienses Kevin Hill y Christopher Robanske, que acabarían llevándose el bronce, se metieron en la final junto a Markus Schairer y Alessandro Hämmerele, dos riders de Vorarlberg que se quedaron a las puertas de ganar para Austria una medalla que acabó siendo la de 'chocolate'.

Regino y Luki -que con 23 años ya tiene un diploma olímpico y ganó, hace dos, la general de la Copa del Mundo, competición en la que cuenta dos victorias- debían hacer valer su condición de favoritos, al haber ganado la única prueba disputada esta temporada, en Montafon (Austria).

Cansado, tras haber hecho historia el día anterior, en el circuito más largo, más exigente y de mayor altitud en el que se ha competido esta temporada, Eguibar le comentó a Regino antes de la final, que, en caso de llegarse de forma apretada, a propósito tomaría el relevo el último, para no desgastarse tanto como en las primeras rondas, que bajó solo y en cabeza.

Así que, a pesar de recibir el imaginario testigo en segunda posición, Luki esperó y dejó hacer a los demás, para atacar desde atrás en el circuito granadino, de 1.117 metros de longitud, con salida a 2.618 y con un desnivel de 198. Y a punto estuvo de atrapar en la bajada decisiva a Baumgartner, segundo relevista del divertido y peculiar dúo yanki que completaba Kearney, que compite con anillos y parafernalia 'heavy' y se declara ferviente admirador de Motörhead, grupo fundado cuando sus padres eran adolescentes.

El bravo rider donostiarra cometió un pequeño error y al final se conformó con otra plata y con haber hecho historia en los Mundiales en los que Regino compitió en la que es su casa desde que tiene cinco años. 'Luki' se colgó al pecho su segunda plata, dos medallas "por las que hubiese pagado", según indicó tras una prueba en la que también se mostró exultante el primer deportista andaluz en ganar una medalla en unos Mundiales de un deporte invernal. Demostrando, como declaró también en la estación que corona el Pico Veleta, que lo del domingo "había sido mala suerte".

Hill y Robanske se quedaron con el bronce, Regino y Lucas reciben trato de héroes este lunes en Sierra Nevada; y Baumgartner y Kearney festejaron su triunfo 'berreando' la parte final del himno estadounidense desde lo más alto del podio. Antes de afirmar que aman España, que las calurosas jornadas previas habían sido maravillosas y que les 'encanta' esta estación. Y que nadie dude de que esta noche planean 'quemar' los animados locales de la misma. De muy buen 'rollito'.