Las Provincias

triatlón

Gómez Noya: «Los Juegos Olímpicos no lo son todo»

Javier Gómez Noya, en el evento de Bridgestone.
Javier Gómez Noya, en el evento de Bridgestone. / Efe
  • El triatleta gallego que se fracturó el brazo antes de Río no descarta participar en Tokio 2020, pero prefiere no fijarse metas a largo plazo

Javier Gómez Noya ya tiene nuevos objetivos. El triatleta ha logrado dejar atrás la fractura del brazo izquierdo que le impidió estar en los Juegos Olímpicos de Río y piensa en el futuro con optimismo. «Ha sido un año bastante agrio en el aspecto deportivo, aunque gané el Campeonato de Europa a principio de temporada, pero el objetivo eran los Juegos Olímpicos y una caída me impidió estar allí. Fue un palo duro y un momento complicado en mi carrera, pero hay que sobreponerse, recuperarse y pensar en otros objetivos», afirmó este sábado el cinco veces campeón del mundo de triatlón.

Si alguien es capaz de sobreponerse a la adversidad es Gómez Noya. El flamante Premio Princesa de Asturias de los Deportes superó en sus inicios una dolencia cardíaca antes de convertirse en una de las grandes leyendas del deporte español, un espíritu que encaja a la perfección en la campaña solidaria de Bridgestone ‘Persigue tu sueño, supera los obstáculos’, en la que participó este sábado el triatleta gallego en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid, junto a otras 250 personas.

Prueba del afán de seguir mejorando que tiene Gómez Noya es que se ve con opciones de competir los Juegos Olímpicos de 2020, prueba a la que llegaría con 37 años. «No descarto estar en Tokio, pero no me quiero marcar un objetivo a cuatro años vista porque tengo otros a corto plazo. Los Juegos no lo son todo. Es una carrera muy importante, pero hay más. Estoy centrado en competir el año que viene», sentenció.

Antes de volver al más alto nivel, Javier Gómez Noya tendrá que olvidar definitivamente la lesión que le apartó de Río. Incluso en esta etapa de rehabilitación el triatleta nacido en Basilea logra sacar una parte positiva. «Mi brazo no está al cien por cien, pero ya entreno y todo va bien. La parte buena de haber parado durante tanto tiempo es que se te cargan las pilas, te da hambre y ganas de luchar por volver a estar arriba. Estoy disfrutando de cada entrenamiento como hace tiempo que no lo hacía», dijo al respecto.

Noya posa con varios participantes.

Noya posa con varios participantes. / Efe

Nuevos retos

Gómez Noya recicla retos. El pentacampeón del mundo se mostró «muy ilusionado y muy motivado para afrontar otra vez las Series Mundiales», en las que le gustaría «estar de nuevo en lo más alto». El objetivo es encontrar su mejor nivel en un futuro en el que la larga distancia parece cobrar cada vez más peso. «Haré algunas incursiones en media distancia este año y no descarto hacer un larga distancia después de la temporada ITU (Unión Internacional de Triatlón). En un futuro acabaré ahí. Es algo que siempre he tenido en mente y sé que en algún momento lo haré. A veces es bueno salir de tu zona de confort», reconoció.

El pasado 21 de octubre Gómez Noya fue galardonado con el Princesa de Asturias de los Deportes 2016, un reconocimiento a toda su trayectoria y a los obstáculos que ha superado por el camino, un momento «muy bonito» para él y para su familia, y un premio que le hace estar «muy orgulloso de compartir con ilustres que tienen un palmarés increíble y que trascienden del mundo del deporte», añadió.

Una experiencia nueva y solidaria

El evento organizado este sábado por Bridgestone sirvió para ver a Gómez Noya en un triatlón ‘indoor’ por primera vez en su carrera. «Es una experiencia nueva. Nunca había hecho un triatlón en pista cubierta. Participo por una buena causa y espero que sirva como acercamiento a este deporte para la gente», dijo antes de lanzarse a la piscina a completar la primera etapa del recorrido.

La iniciativa solidaria consiguió recaudar 3.750 euros, un dinero destinado a ‘O Mirador-Asociación de Vecinos Cultural e Deportiva’, una ONG de Pontevedra que «da comida a gente necesitada», tal y como aclaró el propio Gómez Noya.