Las Provincias

Vela | Arranca el reto de las cinco luchadoras de Valencia a Martinica

fotogalería

Marian, Yolanda, Susana, Carmen y Patricia viajan junto a Diego Fructuoso. / EFE

  • Valencia ha despedido hoy a las cinco mujeres que superaron un cáncer y que inician la aventura de cruzar el Atlántico a vela

Valencia ha despedido hoy a las cinco mujeres que superaron un cáncer y que inician la aventura de cruzar el Atlántico a vela hasta la isla Martinica como ejemplo de superación y para transmitir un mensaje de que hay vida tras la enfermedad y la lucha fortalece ante cualquier reto de la vida.

Tras su dura lucha personal y muchos días de entrenamiento que las han convertido en una "familia", Marian, Yolanda, Susana, Carmen y Patricia pondrán en práctica los conocimientos y habilidades náuticas adquiridas a bordo del Cannonball para enfrentarse al océano en una travesía de unas dos semanas y cumplir el #RetoPelayo.

Dos patrulleras de la Guardia Civil, con sirenas y luces encendidas, han escoltado al velero, que se ha visto rodeado de cientos de globos rosas, hasta una milla y media mar adentro desde la dársena de Valencia, mientras en tierra familiares y amigos de las improvisadas regatistas contenían las lágrimas por su marcha.

Las horas previas a la salida han puesto la emoción a flor de piel con sentidos abrazos y besos, fotografías y aplausos de cientos de personas que se amontonaban alrededor de las chicas para darles sus últimos ánimos antes de salir hacia Málaga, donde llegarán el día 8 para hacer una parada técnica de varias horas.

"Me llevo esto en mi corazón y en la retina", ha confesado a EFE Susana, que estaba rodeada de su familia que le "va a empujar" a superar el reto, junto a la música de Michael Bublé y las "mil" fotos que se lleva en la maleta y la sesión de yoga que le ha grabado su maestra "para relajarnos".

Yolanda se lleva en su mochila mucha "calma" y "necesidad de reflexionar y enfocar" su vida, tras superar un cáncer de útero, y la foto de su hijo "en el móvil e impresa, para verlo todos los días".

El marido de Patricia, que mantenía la entereza por sus pequeñas, le ha grabado un "variado" de música, que ella va a llevar durante la travesía, junto a la foto de su familia y un libro del que, con los nervios y la emoción, había olvidado el título.

Marian lleva "para desconectar" música francesa, porque le "encanta" el rap francés melódico, y ha partido con "el ánimo y la fuerza" en "el corazón" que le ha dado su familia y sus amigas del grupo "Correr en rosa", que hoy le han dado la sorpresa de venir a despedirla y animarla en su aventura.

A Carmen le acompaña el perrito de peluche "hecho polvo" que su hija tiene "desde hace 22 años" y que sin ella saberlo le escondió en su maleta, además de un mix de música que le ha grabado su hijo con canciones cantadas por él, alguna foto y el libro 'El jardín de al lado', que leyó hace un tiempo y ahora quiere releer, además de algo para "escribir sus sentimientos".

Arranca el reto de Valencia a Martinica

Espectacular, increíble, emocionante, fantástico son algunos de los calificativos con los que las protagonistas han descrito lo que han vivido, aunque todas han admitido que están "deseando" sentir la soledad del océano para "dejarse llevar", sentir la "libertad", "aprender" de su experiencia y "probarse a sí mismas".

Como patrón del Cannonball, el regatista olímpico Diego Fructuoso ha asegurado que están "preparadas" y, aunque "no son las mejores regatistas del mundo", han entrenado y navegado "mucho" y ha valorado sus "increíbles" ganas y espíritu de superación.

Ha asegurado que el principal reto con el que se van a topar será que en mitad del océano están "lejos de todo" y que "malas condiciones puedes encontrarlas en cualquier momento".

Las cinco mujeres, que no han podido esconder su emoción y lágrimas, han cortado una cinta de inauguración del reto antes de embarcar hacia el Club Náutico de Valencia, donde han dado la salida al Trofeo Varadero Valencia.

El ideólogo del reto, el periodista y novelista Eric Frattini, que viaja a bordo, ha explicado que está previsto que lleguen a Tenerife el día 13, donde las chicas "descansarán" para el día 16, "en cuanto se abra la ventana de la climatología, saltar al Atlántico hasta Martinica en 14 días a toda velocidad".

En su mente ya tiene claro el próximo #RetoPelayo: llevar a otras cinco mujeres al Polo Norte para subir un glaciar de 3.000 metros y hacer recorridos en trineo tirado por huskies, de trekking y en kayak entre icebergs. Pero eso será en 2017 y primero hay que llegar a Martinica.