Las Provincias

Uno de los participantes ayer en El Rebollar. :: lp
Uno de los participantes ayer en El Rebollar. :: lp

Piruetas en el cielo de Requena

  • Los mejores pilotos nacionales ofrecerán durante todo el día un espectáculo de maniobras imposibles en el aeródromo valenciano

  • El Rebollar acoge el Campeonato de España de Vuelo Acrobático

El aeródromo de El Rebollar, ubicado en el término municipal de Requena, dirimirá hoy quién es el mejor piloto acrobático de España. Desde ayer, quince aviones repartidos en distintas categorías, despegan con la intención de que sus pilotos realicen las maniobras más inverosímiles en el aire. Pilotos llegados desde toda España que ayer empezaron a dibujar imposibles en el aire.

«La verdad es que es un auténtico espectáculo verlos volar. Además, la crisis la hemos podido olvidar y han vuelto a competir algunos pilotos que en su día dejaron de hacerlo por cuestión económica. Hay un gran planter de participantes y esperamos que la jornada de hoy sea espectacular y podamos ver una gran prueba por el título nacional de vuelo acrobático», señaló ayer el director de competición, Javier Marqueríe.

Los aviones que participan en este tipo de competiciones tienen una aceleración de 9G y -6G. «Es un deporte de precisión a 400 kilómetros por hora, más que un Fórmula 1», apunta el director de competición para resaltar la espectacularidad de la prueba. Hoy habrá competición por la mañana y también en horario de tarde. «La prueba de la primera categoría, la denominada ilimitada, se llevará a cabo entre las doce y media y las dos de la tarde si el tiempo lo permite. Creemos que es el mejor momento para que los aficionados se puedan acercar al aeródromo de El Rebollar para ver volar a los aviones y sus piruetas», apunta Javier Marqueríe. Ayer se celebró la primera jornada y en estos momentos el piloto del Aeroclub Barcelona-Sabadell, David Menvibres, lidera la clasificación de la máxima categoría.

La práctica de este deporte no es barata. En la categoría más baja se puede volar al año por unos 6.000 euros -avión al margen-. En cambio, en el grupo de ilimitados por menos de 50.000 euros es complicado entrar en competición. «La mayoría de los participantes volverán mañana a sus lugares de origen en su propia avioneta en vuela. En cambio, cuando tienes que competir en Europa el aparato se desmonta y se transporta en un camión», afirma Marqueríe.

La organización del Campeonato de España de Vuelo Acrobático confía en que hoy la competición sea un éxito de público y que todos los participantes ofrezcan su mejor versión para lograr el título nacional.