Las Provincias

BOXEO

Fury: «Espero que alguien me mate»

El campeón mundial del peso pesado, el británico Tyson Fury, ha revelado que es maniaco depresivo y que en los últimos meses se ha refugiado «en la cocaína y el alcohol» para superar una profunda depresión que le ha llevado a tener «pensamientos suicidas».

En una entrevista con la revista británica Rolling Stone publicada este miércoles, el polémico Fury, de 28 años, aseguró que es «maniaco depresivo» y que no pisa un gimnasio desde mayo. «Espero que alguien venga y me mate antes de que lo haga yo mismo. Estoy en un infierno», señaló Fury.