Las Provincias

hockey

Una valenciana coloniza Kenia a base de hockey

Una valenciana coloniza Kenia a base de hockey
  • La voluntaria María Ferrer trasmitió sus conocimientos sobre este deporte en el país africano a través de «ramas y bolas improvisadas»

Colonizar Kenia a base de ramas en forma de sticks y bolas improvisadas cuales discos de hockey. Esta ha sido la hazaña de María Ferrer, una valenciana que formó parte la temporada pasada de la FHCV (Federación de Hockey de la Comunidad Valenciana) y que emprendió la aventura de transmitir en el país africano todos sus conocimientos adquiridos sobre dicho deporte.

En uno de los rincones más recónditos del Gran Valle del Rift, María estuvo durante 30 días conviviendo y descubriendo la magia que atesora la inmaculada naturaleza africana, amén de llenar de alegría las caras de unos niños cuyas vidas dependen en gran medida de las ONG's. "Nos situamos en un lugar en el que la gente no dispone de agua caliente ni electricidad. Cogíamos agua del estanque que se llenaban en las épocas de lluvias. Por suerte llovía seguido", afirma la joven de 25 años.

María vivía en un centro de acogida con otros tres voluntarios españoles, una inglesa y dos chinos. Entre todos, organizaban las actividades dirigidas a jóvenes y niños de la zona. “Yo me encargaba de realizar talleres y actividades deportivas durante las tardes. Por las mañanas ayudábamos en lo que podíamos: tareas de mantenimiento, pintar, reparar algún techo de tablones y ramas...”, cuenta María.

La joven, a la que le apasiona el hockey, confiesa que le daba "mucha rabia" que sólo conocieran el fútbol. "Tuve que explicarles lo que era el hockey diciendo que era como el fútbol pero con palos y sin usar el pie. Tuvimos que usar unas palos o ramas grandes de los árboles que estaban en el suelo y unas bolas improvisadas, algunas incluso eran de tenis”, explicaba María.

La valenciana se muestra feliz de haber colaborado en la transmisión de este deporte en un país tan apartado de estas posibilidades. "Ahora cada uno no solamente tiene el recuerdo de este deporte sino una camiseta de la World League de Valencia. Así podrán llevar el hockey a donde vayan”, señalaba con entusiasmo.